Tras la operación militar que inició Rusia contra Ucrania y la amenaza de Vladímir Putin de poner en alerta máxima a «fuerzas de disuasión» nucleares, el mundo se encuentra expectante ante lo que podría suceder en los próximos días ante este conflicto que ocurre en Europa. En esa línea, surge la duda acerca de cuáles serían las consecuencias de una Guerra Nuclear en aquel continente o para el planeta.

La amenaza del presidente de Rusia, Vladímir Putin, sobre ayudar a Ucrania

Si bien hasta el momento, los países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) han dicho que no desplegarán tropas en Ucrania, sí se encuentran enviando equipo militar.

Ante esto, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha amenazado a los países que ayuden a Ucrania con «consecuencias mayores que cualquiera que haya enfrentado en la historia”.

Asimismo, ya puso en alerta a la «fuerza de disuasión» nuclear del ejército ruso, lo cual varios países han tildado como un comportamiento «irresponsable».

«Espero que no se agrave, y creo que hay muchas posibilidades de que no lo haga, pero el riesgo es real siempre que los estados con armas nucleares entran en conflicto entre sí«. Dijo al Business Insider la Dra. Tara Drozdenko, directora de la Unión de Científicos Preocupados del Programa de Seguridad Global.

«Ucrania no tiene armas nucleares, así que el riesgo de una guerra nuclear en este escenario es si, de alguna manera, el conflicto se intensifica hasta arrastrar a los países de la OTAN o a Estados Unidos«. Agrega.

Consecuencias De Una Guerra Nuclear
Getty Images

¿Cuántas armas nucleares tiene Estados Unidos y Rusia?

Cabe destacar que, de acuerdo a la Federación de Científicos Americanos, Estados Unidos posee 5.500 armas nucleares. Mientras que Rusia sobrepasa al país norteamericano con 6 mil.

De acuerdo a Drozdenko, las armas nucleares estadounidenses tienen un rendimiento explosivo que es equivalente a unos 300 kilotones de TNT. Mientras que las rusas pueden oscilar entre 50-100 kilotones y 500-800 kilotones. Aunque cada país tiene armas nucleares más potentes.

«Las armas modernas son de 20 a 30 veces más potentes que las bombas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki«. Y añade: «Si EEUU y Rusia lanzaran todo lo que tienen, podría ser un acontecimiento que acabara con la civilización».

En tanto, Kathryn Higley, profesora de ciencias nucleares de la Universidad Estatal de Oregón, dice al mismo medio que una sola arma nuclear puede arrasar fácilmente una ciudad entera.

Sin embargo, sostiene que «es muy difícil decir: ‘Bueno, esta ciudad sobrevivirá y aquella no’«. «Depende mucho, mucho, del tamaño del arma, de cómo sea la topografía, de dónde la detonen, de quién esté a favor del viento, etc.», agrega.

¿Cómo funciona una bomba nuclear y cuáles serían las consecuencias de una guerra de este tipo?

Cuando una bomba nuclear estalla, provoca un destello de luz, una gigantesca bola de fuego naranja y ondas de choque que derriban edificios. De manera que las personas que están en el centro de la explosión (un radio de casi 1 kilómetro en el caso de una bomba de 300 kilotones), pueden morir de inmediato. Mientras que otras personas en las proximidades pueden sufrir quemaduras de tercer grado.

Cabe señalar que, de acuerdo a una estimación de AsapScience, una explosión nuclear de mil kilotones puede producir quemaduras de tercer grado hasta 8 kilómetros de distancia. Asimismo, quemaduras de segundo grado hasta 9 kilómetros de distancia y quemaduras de primer grado hasta 11 kilómetros de distancia.

Consecuencias De Una Guerra Nuclear
Getty Images

También, las personas que estén a una distancia de hasta 85 kilómetros, también podrían sufrir ceguera temporal.

«Digamos que estás en una ciudad y estás lo suficientemente lejos del centro de la explosión como para no recibir una dosis letal de radiación: es muy probable que resultes herido por la caída de un edificio o que sufras quemaduras de tercer grado en una gran parte de tu cuerpo». Añade Drozdenko.

Consecuencias De Una Guerra Nuclear
Getty Images

Asimismo, estas explosiones nucleares producen nubes de polvo y partículas radioactivas parecidas a la arena que se dispersan en la atmósfera. También conocido como lluvia radioactiva.

La exposición a lo anterior puede provocar un envenenamiento por radiación, dañando las células del cuerpo y resultando mortal.

Asimismo, esta lluvia puede bloquear la luz del sol, provocando un descenso drástico de las temperaturas y acortando la temporada de crecimiento de los cultivos esenciales. Viéndose esto último afectado durante décadas.

«Cuanto mayor sea el arma, mayor será el radio», como consecuencia de una guerra nuclear

Como ejemplo, un arma nuclear de 300 kilotones podría provocar que muchos residentes locales de Washington DC no sobrevivan. Mientras que residentes cercanos se enfrentarían a lesiones devastadoras y toda la infraestructura sería destruida.

Asimismo, el uso de varias armas nucleares en una eventual guerra, entre las consecuencias existentes, podrían causar millones de muertos. Esto dependiendo del número de bombas que cayeran y de la potencia de las explosiones.

«Cuanto mayor sea el arma, mayor será el radio«, dice Drozdenko.

Asimismo, explica que si el arma impacta en la tierra, la explosión produciría mayor lluvia radioactiva al arrojar tierra y otros materiales a la atmósfera.

En tanto, si se detona en pleno vuelo, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos precisa que las ondas de choque rebotarían en el suelo y se amplificarían unas con otras. Dando lugar a una zona de destrucción mucho mayor y enviando materiales radioactivos a una altura de hasta 80 kilómetros en la atmósfera.