Este fin de semana se hizo viral un video de una vecina de Maitencillo, en el que criticó a gritos a personas que estaban en un bar de la zona costera de localidad de la comuna de Puchuncaví. Luego de todo el revuelo, memes y reacciones que hubo en redes sociales, la protagonista del registro audiovisual decidió referirse al tema en un matinal.

¿Qué dijo Bernardita, la mujer detrás del video viral de un bar en Maitencillo?

En entrevista con Mucho Gusto, la mujer identificada como Bernardita, explicó que se acercó al lugar para hablar con el dueño. Esto porque afirma que su casa está al lado del recinto de eventos, lo que le genera ruidos y olores molestos constantes.

“Me descontextualizaron de lo que me pasó. He ido mil veces y toda mi familia ha ido a hablar con él ”, dijo la mujer de Maitencillo con respecto al dueño del local. Asimismo, añadió que “vamos a Maitencillo de hace 70 años. Somos una familia que veraneamos todos juntos, somos puros primos y siempre hemos tenido tranquilidad”.

Por otro lado, Bernardita dijo que este lugar antes era diferente. “Había un bosque y entonces empezaron a cortar los árboles y dijeron que iban a poner un quiosco para vender unos café. Cortaron los árboles”.

«Si hubiera tenido un látigo le hubiese pegado con el látigo porque no entiende”

En otro momento de la entrevista, dijo que “este año supimos que iba a empezar esta cosa. Fui en diciembre a hablar (con el dueño) para que por favor se ubicara porque estaba todo el día con música, a todo chancho, era un ‘punchi punchi’ todo el día”.

Luego de que encontrara que esta situación «ya era mucho», la vecina de Maitencillo dijo «partí al restaurante porque yo dije ‘ya, pero córtala po’. Partí muy enojada, es verdad, me salí de mis casillas, pero no porque quería pelear con la gente del restaurante, sino porque yo quería hablar con el dueño pero se escondió y se hizo el tonto”. Bernardita afirmó que los ruidos molestos comenzaron a las ocho de la mañana y que tenían “la Guantanamera en rotativo”.

“La gente me empezó a decir ‘ándate’ porque estaban felices con la música, entonces me empezaron a tratar mal y yo me defendí”, agregó. “Por supuesto que quizás no fue la forma, me salí de madres, no era la idea. Yo soy explayada también, tengo personalidad”, reconoció la mujer de Maitencillo.

Finalmente, acerca de cómo reaccionó frente a las personas que se encontraban dentro del local, dijo lo siguiente. “Quizás no fue la forma, me salí de madres”. Sin embargo, con respecto al dueño, Bernardita dijo que «pero te juro por Dios que si hubiera tenido un látigo, le hubiese pegado con el látigo porque no entiende”.