A quién no le ha pasado que compra algo por internet y cuando el producto llega es muy diferente. En Francia se aburrieron de esta situación y tomaron medidas serias contra una de las mayores plataformas de venta: Wish. ¿Ayudará esto a combatir la piratería y la reproducción ilegal de ciertos objetos?

Duda razonable

¿Conoces Wish? Probablemente te haya salido publicidad en redes sociales, en la que promocionan varios de sus creativos y baratos productos. Pero a la Dirección General de Competencia, Consumo y Control del Fraude, o Direction Générale de la Concurrence, de la Consommation et Repression des Fraudes (DGCCRF) en francés, sus precios eran demasiado sospechosos.

Por ese motivo se hicieron una cuenta como si fueran una persona cualquiera y compraron 140 objetos. Cuando llegaron los inspeccionaron y descubrieron que el 95% de los artículos electrónicos no cumplían con la norma europa y el 90% se consideran peligrosos por lo mismo. En el caso de los juguetes, sus cifras fueron 95% y 45%, respectivamente. 

La sospecha de la DGCCRF se basó en que los precios de Wish son muchísimo más bajos que los de su competencia, por lo que imaginaron que debía ser por vender productos pirata y de baja calidad. De hecho, si uno navega por esta web, es posible encontrar productos de alta tecnología a precios muuuy bajos.

Wish Smart Watch
Wish Smart Watch

Las medidas francesas

A raíz de esta investigación las autoridades eliminaron a Wish de los buscadores, y la app ya no se puede descargar en las tiendas de Google y Apple. Lo que sucede es que la plataforma no cumple con los requisitos necesarios para comercializar en el país. Sin embargo, las compras no están prohibidas y quienes tienen la aplicación descargada la pueden seguir usando. 

Cuando a la plataforma se le notifica que comercializa productos falsos o peligrosos, procede a eliminar la publicación dentro de 24 horas. Pero es posible encontrarlos re-publicados por el mismo vendedor más tarde, a veces incluso bajo el mismo nombre y con la misma descripción.