Luego de este año y medio de pandemia, el próximo fin de semana de fiestas patrias va a ser una celebración muy especial. Esto para muchas familias que no han podido reunirse. Entre sus integrantes, se encuentran las mascotas, quienes se tientan muchísimo por los aromas de la comida, sobre todo en esta época de asados y otros alimentos típicos.

Pero independiente de que para ellos sea algo apetitoso, no significa que sea saludable para ellos. Muchos dueños de perros o gatos suelen darle la parte de un alimento a su regalón para que prueben un poco de la comida, y esto podría provocarle alguna indigestión o problema más grave.

¿Qué alimentos no tengo que darle a mi mascota?

Según un comunicado de la Clínica Veterinaria Las Condes, existen seis alimentos usuales que en las fiestas patrias no se les debería dar a las mascotas.

Empanadas:

Sin duda, son el alimento infaltable en cada semana de fiestas patrias. Sin embargo, la clínica asegura que a “la cebolla se le considera tóxica para perros y gatos. Se le atribuye una sustancia llamada Tiosulfato, que puede desencadenarles una anemia hemolítica, que destruye sus glóbulos rojos”.

Huesos de pollo o de chuleta:

Varios dueños de perros o gatos acostumbran a darles los restos que dejan estos tipos de carnes, sin embargo, puede ser lo peor para sus estómagos. Esto ya que, según la Clínica, se microfragmentan y pueden producir daño en las paredes del órgano, especialmente en razas pequeñas. También, está el riesgo de que les produzcan obstrucciones intestinales.

Carne:

Los perros y gatos sí pueden consumirla. Sin embargo, hay que tomar algunas de las siguientes precauciones. “Primero, que no tenga grasa. Las personas suelen darle a su mascota los trozos con más grasa, lo que es una bomba calórica para nuestro amigo. Otro punto es que tiene que estar bien cocida, pues una carne cruda puede traer salmonella y provocarle vómitos, diarrea y una grave deshidratación”, indican los profesionales.

Pan:

Puede parecerles muy inofensivo a los dueños, pero puede causar daños a largo plazo en una mascota. Esto ya que puede producir irritación del colon y estreñimientos.

Longanizas:

Debido a su alta cantidad de grasa y aliños, es recomendable evitarlos para que el sistema digestivo de nuestros peludos no se deteriore.

Alcohol:

Puede parecer algo obvio, pero nunca está demás prevenir que nuestras mascotas no lleguen a ingerir bebidas de este tipo por ningún motivo. “Les produce, entre otras cosas, un daño renal importante, problemas respiratorios y cardíacos, y gastroenteritis, además de cambios en la conducta de la mascota”, afirman.