Los «gamers» en China enfrentarán un duro revés desde el Gobierno. Todo menor de edad sólo podrán usar videojuegos durante fines de semanas, festivos y viernes y por tan sólo una hora. Una restricción que el país oriental busca implantar para erradicar lo que denominan como «opio espiritual» para la juventud. 

Asimismo, la restricción aparte de limitar la cantidad de tiempo y los días donde se puede jugar también establece un horario para ello: de 20 horas a 21 horas, con opción de una hora extra para días feriados. En 2019 ya se había establecido previamente restricciones horarias; estas limitaban el tiempo de juego en una hora y media al día , con un máximo de 3 horas en días festivos.  

De esta forma el Gobierno chino ha establecido esta nueva normativa que controlará directamente la libertad de acción de su población; en especial a los jóvenes menores de 18 años.

La adicción a los videojuegos

Según las autoridades del país asiático los videojuegos constituyen un gran problema de adicción en sus jóvenes; en consecuencia genera un deterioro en sus condiciones físicas y mentales en plena etapa de desarrollo.

Según los números que proporcionan medios chinos, al menos un 62% de los menores de dicho país juega a menudo en línea y alrededor de un 13,2% lo hace en sus teléfonos por al menos dos horas diarias.

Por otro lado,  además de las restricciones horarias también habrán nuevas regulaciones respecto al acceso de los usuarios a videojuegos. En ese sentido el Gobierno asiático hará fiscalizaciones e inspecciones mucho más rigurosas y estrictas con las empresas que proveen estos videojuegos.

Dicho de otra manera, las autoridades chinas revisarán exhaustivamente a los proveedores de juegos en línea para que se cumplan tres puntos fundamentales: una verificación de identidad (para que menores no se hagan pasar por mayores de edad y rompan la normativa), que se cumplan con los horarios establecidos y finalmente que se promuevan «sistemas contra la adicción».

Aspirantes a gamers en China en crisis

De esta forma, la normativa daría un retroceso para los y las jóvenes que aspiran a desarrollar una carrera en el mundo gamer Chino; en esa misma línea el Gobierno apunta a desarrollar con mayor plenitud a jóvenes con salud física y mental íntegra.

Sin embargo el boom de los eSports actualmente se ha tomado la escena mundial; cada vez son más los jóvenes que incursionan haciendo carreras como profesionales de los videojuegos, que si bien en su mayoría constituyen mayores de edad, muchos comienzan de manera muy temprana en cuanto a la práctica.

Un gran dilema enfrenta el mundo de los videojuegos, donde cada vez una sociedad más tecnologizada y conectada sugiere en espacios recreativos y muchas veces como hobby pasar tiempo en los videojuegos.

La arista económica de los juegos y su tecnología

China actualmente proyecta ingresos que superan los 46.500 millones de dólares durante 2021, superando a Estados Unidos; en ese sentido la tecnología y videojuegos constituye una importante entrada desde el punto de vista económico.

No obstante las recientes medidas del Gobierno oriental han hecho que empresas dedicadas a este rubro cayeran en picada en cuanto a su economía. En esa línea los medios asiáticos apuntan contra la industria de videojuegos chinas culpándola de ser los principales responsables de esta «adicción a los videojuegos».

Finalmente y en base a las conclusiones expertas del Gobierno, China aplicará estas nuevas restricciones que nuevamente muestran el control que las autoridades ejercen sobre su población; como también aflora en esta nueva era digital un debate abierto respecto al consumo videojuegos en los jóvenes.