Durante la semana se volvió en tendencia un polémica hashtag en Twitter. Se trata de la frase «Destitución de Elisa Loncón», que discutía a la Presidenta de la Convención Constituyente. Sin embargo, un reciente estudio demostró que este nació de «personas falsas» en la red social, siendo todo un trabajo de bots. 

Así lo reveló la Fundación Interpreta, que lleva más de un año analizando las temáticas de la Convención Constituyente en las redes sociales. Para conversar sobre este tema, su director ejecutivo, Tomás Lawrence, apareció en la reciente transmisión de Un País Generoso. 

El origen del hashtag «Destitución de Elisa Loncón»

Cada vez queda más claro que las redes sociales tienen un importante rol en los debates. Ya sea en temas serios o de ocio, las tendencias y la información que se comparte en esta cada vez más logran escapar del computador y aparecen en el mundo real. 

Así quedó demostrado desde el inicio de la Convención Constituyente, que diariamente genera una tendencia en Twitter. Una de las más recientes fue también la más polémica: «Destitución de Elisa Loncón». Esta discutía sobre la figura de la presidenta de la convención, aunque rápidamente se convirtió en una guerra de usuarios.  

Ahora, un estudio de la Fundación Interpreta reveló que de hecho este hashtag no nació de forma natural, sino que fue orquestado por bots. Gracias a su Proyecto Contexto, tienen acceso a miles de tweets y páginas con las que pueden perfilar a los usuarios que participan en estos hashtags.

Según explicó Tomás Lawrence, se pudo identificar al usuario que comenzó el hashtag, el cual solo comenzó a usarse esta semana. Este no logró pasar la «prueba de los bots» y se concluyó que probablemente haya iniciado de forma no natural. En base a una escala de cinco, esta cuenta tuvo 4.5, lo que casi confirma que no es una cuenta natural. 

Además, Lawrence también reveló que analizaron algunos de los perfiles públicos que más utilizaron el hashtag. Curiosamente estos compartían biografías y frases como «Fuera zurdos», «Yo apoyo a Carabineros», entre otras. Esto revelaría que tampoco son cuentas reales sino que orquestadas.