Sin duda, el espacio sigue siendo uno de los mayores misterios de la humanidad. Así, se han realizado múltiples intentos para acercarse a este y sus planetas cercanos a la Tierra. Entre estos, se encuentra un chileno, José Miguel Armijo, quien ya tiene una idea de cómo habitarlo. 

¿Quién es José Miguel Armijo?

José Miguel Armijo es un arquitecto chileno, cuya historia se hizo famosa la semana pasada gracias a su gran logro. Y es que junto a su equipo, Space Robotics, logró quedar como finalista en el concurso de la NASA, 3-D Printed Habitat Competition. 

Este proyecto llamaba a arquitectos a diseñar hogares habitables en Marte, pero que se pudieran construir de forma autónoma con los materiales que ya se encuentren en el planeta. Así, el proyecto del chileno fue uno de los elegidos para la final.

Para conversar sobre su historia como arquitecto y su llegada a este proyecto, José Miguel Armijo conversó en la más reciente emisión de Un País Generoso. En la oportunidad, compartió el impacto que tuvo su trabajo en el norte de Chile, gracias a la Universidad. 

«El inicio de esto fue el 2005, cuando fui parte de la universidad y ayude para el terremoto de Tarapacá y conocí las condiciones áridas del lugar», reveló José Miguel Armijo. Y es que el norte del país se ha examinado en múltiples oportunidades para poder imaginar la vida en Marte.

Debido a su trabajo en Tarapacá, sumada a la nueva tecnología tras 10 años, el chileno tenía un proyecto que podría habilitar el vivir en el planeta rojo. Según señaló, la mayoría de los proyectos se basaba en la impresión 3-D, pero utilizando las materias y desperdicios espaciales de Marte. Así, también se busca reducir el daño que se pudiera hacer.

José Miguel Armijo describió su proyecto como una especia de «concha o molusco», donde la compresión de las esquinas sufrirían menos en el terreno. Además, también habría una cohesión con el terreno natural de Marte.   

El diseño, que se puede visitar en la página oficial del arquitecto, se privilegiaba la seguridad de los y las posibles astronautas. Así mismo, se proponía un terreno que permitía la búsqueda de agua y fósiles. Sin embargo, su enfoque se centra en no dañar el planeta con contaminación, tal como en la Tierra, por lo que se podría usar sus desechos para su misma construcción.

Pese a que cada vez parece más posible el poder habitar Marte, José Miguel Armijo señala que aun falta mucho para poder lograrlo. Sin embargo, con proyectos como el suyo, que postulan hasta 6 astronautas en un comienzo, la posibilidad cada vez es más real.