Con el paso de las semanas, se comienzan a ver más y más avances del proceso de inoculación contra el coronavirus. Así, se aumenta la expectación ante la tan esperada inmunidad colectiva. Ahora, Pfizer y BioNTech comenzaron sus pruebas de vacunas en embarazadas. 

Vacunas en embarazadas

Antes de que se iniciara el proceso de vacunación masiva en distintos puntos del mundo, ya se discutía en torno a las personas que no debían recibir las dosis. Entre otros, se destacaba a las personas embarazadas, debido a la poca información que se tenía de los efectos de las vacunas en estos casos. 

Sin embargo, cada vez se conoce más información al respecto, gracias a la alta participación de voluntarios. Así, tanto Pfizer como BioNTech anunciaron que comenzaron sus primeras pruebas en mujeres en etapa de gestación.

El estudio aleatorio comprende a 4 mil mujeres embarazadas, de edades que van desde los 18 años a más. Se trata de pruebas de fase 2/3 y que se controlará con placebos para analizar los resultados. Además, se señaló que las mujeres están entre las 24 y 34 semanas de gestación.

«Las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de complicaciones y de desarrollar COVID-19 grave, por lo que es fundamental que desarrollemos una vacuna que sea segura y eficaz para esta población«, señaló el vicepresidente senior de Investigación y Desarrollo Clínico de Vacunas de Pfizer, William Gruber.

Por su parte, el  el director médico de BioNTech, Özlem Türeci, señaló que la decisión de avanzar con las vacunas en embarazadas se debe al éxito que ha mostrado la inoculación. «Ahora que estamos viendo el éxito de la implementación inicial de las campañas de vacunación en todo el mundo, es el momento de dar el siguiente paso y ampliar nuestro programa clínico a otras poblaciones vulnerables«, aseguró.

Finalmente, se señaló que el estudio buscará ver los efectos que las vacunas producen tanto en las mujeres embarazadas, como también en los fetos. Así, se evaluará la seguridad, tolerabilidad e inmunogenicidad en las voluntarias.