Hay muchas opciones sobre qué tipo de mascarilla ocupar para protegerse de la mejor manera de un posible contagio de Covid-19. En algunos países, como Estados Unidos por ejemplo, autoridades han recomendado el doble uso de estas mascarillas, a medida que seguimos aprendiendo sobre cómo se propaga el virus.

En un comienzo, las mascarillas de tela, hechas en casa, fueron las más recomendadas. Esto fue así ya que eran las más fáciles de hacer, se podían reutilizar, ya que podían ser lavadas y además, eran más económicas, explican desde la BBC.

doble mascarilla
Home usando mascarilla quirúrgica y sobre esa, otra de tela.

Eso fue en el 2020, cuando las mascarillas quirúrgicas necesitaban ser destinadas a personal de salud. Sin embargo, dada la evolución del virus, ahora son estas últimas las más recomendadas para toda la población.

De hecho, en Alemania, se confirmó la prohibición del uso de mascarillas de tela por no ser lo suficientemente eficientes para proteger contra el Covid-19.

En ese país europeo la medida se tomó ya que no existe un “control de calidad” o “homogenización” de quienes las fabrican. Por lo tanto, su eficacia no es segura. Es por eso, que en ese país, desde inicios de año se exige el uso de mascarillas quirúrgicas, donde las mejores son las “NK-95”, en especial para adultos mayores.

Doble mascarilla: Quirúrgica + tela

En la ceremonia de investidura de Joe Biden como nuevo Presidente de Estados Unidos, muchos de los asistentes al Capitolio fueron vistos con doble mascarilla. Primer usaban una quirúrgica (la que tiene contacto directo sobre la piel) y sobre esa, otra de tela.

doble mascarilla

Posteriormente, el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, recomendó su uso. Esto es así por un principio muy simple: al agregar otra barrera más, se está creando otro filtro para que menos partículas entren en contacto con tu nariz y boca y vice versa, menos de tus gotitas de agua puedan escaparse de las mascarillas. Es decir, la segunda mascarilla ayuda a fijar y garantizar mayor cobertura del primer tapabocas.

Finalmente, tienes que saber que no hay muchos estudios que avalen esta práctica aún. Sin embargo, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos —CDC, por su sigla en inglés— están evaluando la evidencia disponible sobre el doble uso de mascarillas.

Dentro de estos datos preliminares de esta investigación, el uso de una mascarilla de tela más una quirúrgica podría bloquear el 90% o más de las partículas del virus, acercándose al nivel de efectividad de las mascarillas N95.

Aquí puedes ver un video de la BBC donde explican el mismo principio: