Una las noticias internacionales más impactantes de esta semana fue la sorpresiva explosión que afectó a la capital del Líbano, Beirut, el pasado martes 4 de agosto. La onda expansiva del estallido alcanzó los 10 kilómetros a la redonda, afectando a oficinas y edificios a varios kilómetros del lugar de la detonación.

Te puede interesar: El conmovedor video de una de mujer que toca el piano en su casa destruida tras explosión en Beirut

Uno de aquellos recintos afectados, fue el centro de salud donde Edmound Khnaisser y su esposa iban a recibir a su hijo George. El parto estaba en proceso y por eso Edmound Khnaisser se encontraba filmando el momento en que su mujer entraba a la sala de parto, junto a las enfermeras y médicos. Lo que nadie sabía es que ene momento iba a detonarse la explosión que hasta hoy lleva más de 140 muertos y más de 5 mil heridos. 

El video muestra cómo el equipo médico preparaba a la mujer de Khnaisser para dar a luz en un hospital de Beirut, cuando la explosión sacudió la habitación, causando destrozos, como la destrucción de vidrios y elementos al interior de la habitación.

“Mi hijo George nació bajo una explosión catastrófica, no creía que saliéramos vivos”, fueron las palabras que posteriormente el padre le confesó a la agencia Reuters.

El padre describió cómo después del estallido, los médicos continuaron con la realización del parte, sin energía eléctrica y con escombros por todo lado. En redes sociales agradeció a los trabajadores de la salud que se quedaron con él y su mujer atendiendo el parto de su hijo. 

En un video compartido por la BBC, el padre de George explicó que el pequeño nació una hora después del estallido y en un parto completamente natural.