En un día como hoy, el personaje creado por René Ríos Boettiger (Pepo), nació «Condorito», el cual tras 71  años, sigue alegrando la vida de muchas personas con sus divertidas historias. Diferentes generaciones crecieron con sus historietas, no existe persona alguna que ni siquiera haya escuchado mencionar su nombre.

Pero a pesar de que Condorito salió a la luz en 1949, recién en 1955 debutó con su propia revista. Fue tal el éxito, que Pepo tuvo que buscar y crear un grupo de dibujantes para incorporarlos en el equipo y así satisfacer la demanda de sus lectores.

condorito

Hasta hoy, el plumífero se niega a morir en Chile y en el resto de los países latinoamericanos. Y para conmemorar su creación, les dejamos a continuación 5 curiosidades del célebre personaje:

1. Recorriendo el mundo

En el año 2013, la historieta aparece y se lee en 105 periódicos de habla hispana distribuidos en 19 países, incluyendo Canadá, Estados Unidos, Italia y Japón.

2. La inspiración en crear a Huevoduro

Huevoduro es uno de los personajes más particulares del cómics por su apariencia. De hecho, Pepo se inspiró en un funcionario de la embajada canadiense en Chile, quien era tan pálido que parecía que no tuviera sangre.

condorito

 

3. Influencia de Disney

La idea de crear al personaje nació cuando se exhibió el cortometraje «Hola Amigos en Chile». El corto mostraba a Donald y Goofy visitando distintos países de latinoamérica, cada uno representado con un personaje.

4. El roto Quezada

¡Muera el Roto Quezada!, es una de las frases recurrentes que aparecen en las tiras cómicas de Condorito, el cual aparece en graffitis callejeros. Y sí, al igual que con Huevoduro, Pepo se inspiró en una persona que se llamaba Washington Quezada, gerente del casino del Club Militar.  Resulta que Washington, en una noche de 1949, trató a la esposa del dibujante como “mujerzuela”.

Sin embargo, el chiste de ¡Muera el Roto Quezada! desapareció a finales de 1980 cuando la persona en cuestión falleció.

Condorito

5. Pobreza en Chile

Por otro lado, el cómics también surgió para retratar de manera irónica la pobreza originada por la migración campesina a Santiago en la década de los 40. Es por este motivo que el plumífero se caracteriza por ser pícaro, campechano y pobre.