Mongolia decretó cuarentena en la ciudad de Tsetseg por un nuevo brote de peste bubónica detectado, que cobró la muerte de dos personas. Además, se decretó el cierre parcial de la frontera con Rusia, para evitar un esparcimiento del brote y surgimiento de nuevos casos.

Te puede interesar: Proyecto que retiene sueldo a padres que no pagan pensión de alimentos se aprueba en la cámara baja

Las dos personas muertas corresponden a un hombre y una mujer, ambos de 27 años. Supuestamente se habrían contagiado de peste bubónica al consumir carne de marmota cruda, a pesar de que esté prohibido su consumo en el país. La caza y el consumo de la marmota se considera uno de los principales agentes transmisores.

Por el momento se han realizado testeos a más de 146 personas que mantuvieron contacto estrecho con las víctimas, para evitar una mayor propagación de la peste bubónica, una enfermedad mortal.

Esta enfermedad, también conocida como peste negra, es originada por la bacteria conocida como yersina pestis, y explotó a mediados del siglo XIV, cobrando la vida de alrededor de 2oo millones de personas, mayoritariamente en Europa. Esta se transportaba a través de pulgas y ratas.

Te puede interesar: Dave Grohl reveló que escribir canciones para Foo Fighters fue su «exorcismo» tras muerte de Kurt Cobain