El tribunal de apelaciones de California determinó que Quincy Jones no es el dueño de los derechos del músico. Por esto se retiró $6,9 millones de dólares del patrimonio del productor para transferírselos a los gestores del patrimonio de Michael Jackson.

Te puede interesar: Microsoft te da 100.000 dólares si cumples este difícil reto

Quincy Jones asegura que le pertenecen $30 million de dólares que corresponden a ganancias por el filme «This Is It», los dos shows del Cirque du Soleil y otros eventos que se dieron después de la muerte de Jackson en 2009. Y en primera instancia se le otorgaron $9.4 millones al productor.

Sin embargo, en un nuevo juicio se le retiró la mayor parte de esta cifra debido a que el juez Michael L. Stern había cometido un error al no interpretar el contrato él mismo y, en cambio, se lo dejó a los jurados.

Debido a esto que se le mantuvieron $2.5 millones por las grabaciones originales de las canciones.

Esta disputa legal comenzó cuando los gestores de la herencia del músico negociaron aumentar sus ingresos a dos tercios de las ganancias. Pero Quincy Jones aseguró que esto también debería aumentar sus ganancias. Sin embargo el último dictamen de la corte no le otorgó esto.

Te puede interesar: Ballena murió atrapada en centro de cultivo de salmones en Chile