Un resultado histórico en el número de cisnes de cuello negro registró la CONAF en el Santuario de la Naturaleza Río Cruces y Chorocamayo.

El trabajo de monitoreo fue realizado por los guardaparques del Santuario en abril de este año. De acuerdo al censo, durante ese mes el total de aves registradas fue de 33.666 y de ese número 21.123 correspondieron a cisnes de cuello negro.

Esta última cifra nunca había sido registrada con anterioridad. La segunda abundancia correspondió a taguas con un total de 11.150 ejemplares.

“La gran cantidad de cisnes registrados obedece a que, un número importante de cisnes han migrado desde otros lugares hacia el Santuario, para encontrar alimento y refugio. Para nosotros es muy importante esta cifra, pues nos permite concluir que al interior del área protegida hemos logrado como Estado, en conjunto con la comunidad organizada, lograr las condiciones socioambientales propicias para la vida de la avifauna y otros ecosistemas protegidos,” indicó Mario Maturana, guardaparque y administrador del Santuario de la Naturaleza.

Maturana explicó además que los cisnes de cuello negro son aves herbívoras y su alimento principal es la planta acuática llamada luchecillo (Egeria densa), la cual se encuentra de forma abundante en los humedales de este Santuario.

En abril de 2019 el total de cisnes fue de 16.223 ejemplares y en abril de 2010 la abundancia de cisnes de cuello negro, alcanzó los 10.834 ejemplares. Tan sólo este año, la abundancia y número de especies ha ido en constante aumento: en enero se contabilizaron 9.519; en febrero, 16.347; en marzo, 14.189 y ahora en abril, los 21.123 informados.

Cabe recordar que el Santuario de la Naturaleza Río Cruces y Chorocamayo tiene dos categorías de protección: de Monumento Nacional (Santuario de la Naturaleza) y como sitio Ramsar, la primera nacional y la segunda internacional.

Te puede interesar: Conoce a «Harley El tuerto”, el perrito que ayuda en un hospital de México

Fotos: Ernesto Lagos