Actualmente en Chile hay cuarentena obligatoria para 16 comunas. Esto abarca a 2.649.000 personas, es decir, 14 de cada 100 chilenos debe estar en confinamiento. Sin embargo, existen quienes no cumplen con este mandato, y salen de sus casas sin los permisos correspondientes.

Carabineros informó que hasta el momento se han cursado 1.052 infracciones por romper la cuarentena. Además, la Subsecretaría de Salud distribuyó un manual con el protocolo a seguir contra aquellos que la infrinjan.

La circular con el instructivo fue distribuida en las Seremis de Salud, con instrucciones para fiscalizar a aquellos que no cumplan con su cuarentena, según el tipo de persona que quebrante la normativa.

Tipos de casos

Si se trata de una persona que está infectada de covid-19, la autoridad deberá conducir al sujeto a una «residencia sanitaria» en un vehículo especializado para este tipo de situaciones. El personal de carabineros debe dar cuenta de la detención al Ministerio Público, e informar al fiscal correspondiente del traslado de esta persona, para que tome las medidas legales pertinentes.

En ese caso, se permitirá al detenido comunicarse con sus familiares solo a través de su propio celular. Si no, se dará aviso a la persona específica que el sujeto indique. Luego de ello, el sumario sanitario “se tramitará en el plazo más breve posible”.

Para los sospechosos de estar infectados de covid-19 que infrinjan la cuarentena, la persona quedará detenida «en el punto donde sea sorprendido», mientras se levanta un acta de fiscalización. Luego, será trasladado a su casa.

Y por último, si la persona en cuestión no se encuentra infectado ni es sospechoso, y solo está transitando por una comuna bajo cuarentena o durante toque de queda, será citado a la Justicia y se levantará un acta de fiscalización.

Te puede interesar: Covid-19 en Chile: 301 casos nuevos y 5.116 contagiados en total