Let it be es uno de los grandes himnos de The Beatles, y hasta hoy se le considera una de las mejores canciones de todos los tiempos. Pero a pesar de esto, significo el final inminente y definitivo de la banda de Liverpool.

Te puede interesar: Familia de Amy Winehouse dice que su biopic contará su historia real

La creación de Let it be fue en medio de los últimos respiros de una banda. Ellos llevaban los últimos 10 años revolucionando completamente el mundo de la música. Y es que a finales de los 60 los integrantes de los Beatles tenían muchas diferencias que terminaron en la separación de la banda.

El master del sencillo se grabó el 31 de enero de 1969 para el álbum Get Back que terminó siendo nombrado igual que el primer single. Es decir, Let it Be. Este también sería el último trabajo de la banda.

Para la canción Paul McCartney contribuyó con su voz y el piano, Ringo Starr la batería, John Lennon el bajo Y George Harrison la guitarra eléctrica. Además Billy Preston tocó el órgano y Linda McCartney los coros. La historia cuenta que McCartney (quién compuso la canción) estaba muy molesto con los arreglos que el productor le había hecho.  Y que, finalmente, esto fue el punto de no retorno. Ese era el fin de The Beatles.

Las distancias entre los integrantes no se ocultaron más y tomaron la decisión de no seguir más. 

Todo este proceso está plasmado en el documental del mismo nombre del single de Michael Lindsay-Hogg. Él realizador solo pretendía documentar el proceso de creación del álbum pero se encontró con todos los problemas e inconvenientes de la banda y decidió crear el documenta.

Además, Peter Jackson anunció que revisará todo ese material, que es cerca de 55 horas de rodaje para hacer un nuevo documental de los Beatles.

Te puede interesar: Vino comenzó a salir de grifos en pequeño pueblo italiano