Greenpeace Chile emitió un comunicado para referirse a lo sucedido esta semana en el Congreso, en donde se votó para no aprobar el proyecto que buscaba consagrar el recurso hídrico como un bien nacional de uso público.

Te puede interesar:

Es una vergüenza nacional que en medio de una crisis hídrica el senado rechace votar que el agua sea para el consumo humano de todos los chilenos y siga priorizando por sobre nuestra población”, dice el comunicado de Greenpeace firmado por Matías Dassun, director de la organización no gubernamental (ONG).

El director de Greenpeace Chile señala que, ante el fracaso de este proyecto, “hoy existe mayor protección al derecho de aprovechamiento de aguas y su carácter de propiedad privada, que la obligación de priorizar sus uso de acuerdo a lo que consideramos más relevantes, acceso humano y ecosistémico”.

De acuerdo a lo informado por el comunicado de Greenpeace Chile, 56 comunas se encuentran con decreto de escasez hídrica en la zona donde vive más del 70% de la población. Además, el documento señala que 400 mil chilenos reciben agua por camiones aljibes y cerca del 50% de los municipios distribuyen ayuda en agua.

“Este es un ejemplo clarificador de la necesidad de contar con una nueva constitución que permita que estos proyectos avancen. Hoy, aunque es una gran mayoría a favor, no obtuvo los dos tercios que exige la constitución actual, para seguir tramitando”, señalan desde Greenpeace.