Carolina Schmidt, ministra del medio ambiente y presidenta de la COP 25, protagonizó un vergonzoso momento.

Luego de 35 horas extras de negociación, culminó la nueva edición de la Conferencia de las Partes, en donde Schmidt tuvo la misión de liderar la reunión, después que esta cambiara su sede desde Chile a Madrid, a raíz del estallido social.

La gestión de Schmidt no ha estado libre de críticas. Fridays for Future Chile asegura que la cumbre ha resultado ser «un tremendo fracaso», mientras que Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace, aseguró que «la presidencia chilena tenía un solo trabajo: proteger la integridad del Acuerdo de París y no permitir que fuera roto por el cinismo y la codicia, y ahora mismo, está fallando».

Fue en ese contexto cuando Schmidt propuso algo que quizás en su momento le pareció buena idea: enviar la información de documentos por internet para poder terminar todo el trabajo a la distancia. La idea surgió porque según la ministra, » la delegación tenía que ir al aeropuerto».

Te puede interesar: COP 25 finaliza con acuerdo catalogado como «insuficiente»

Contrario a lo que se imaginó la autoridad, los miembros del encuentro protestaron de manera inmediata. Frente a eso, la presidenta de la COP 25 mantuvo silencio.

Puedes ver el momento acá: