Pese a que la nueva Ministra del Deporte, Cecilia Pérez, había ratificado que la final se jugaría en nuestro país de todas formas, la Conmebol cambió la ubicación ayer. Tras todo, la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Flamengo se jugará en Lima, Perú.

El partido único se jugará el mismo sábado 23 de noviembre, y podría ser en el estadio Monumental de Lima o el estadio Nacional. Ambos tienen capacidad para más de 50.000 espectadores.

Si bien el primer plan B era hacer la final en Asunción, ya que ahí se jugará la final de la Copa Sudamericana, la Conmebol finalmente se inclinó por Lima. También existían propuestas para hacer la final en Miami y Qatar, pero el ente de fútbol sudamericano prefirió que la final de la Copa Libertadores se quedará en el continente.

Te puede interesar: ANFP confirma suspensión de amistoso contra Bolivia

Con respecto a quienes hayan comprado sus boletos para la final en Santiago, la Conmebol lanzó el siguiente comunicado:

Ante el cambio de la sede de la final única a la ciudad de Lima y considerando que los hinchas de ambos equipos puedan revisar o sostener su decisión de viajar, Conmebol establece las siguientes modalidades:

A) Conmebol procederá a devolver el 100% del precio de las entradas a los hinchas que ya las hayan adquirido, a través del mismo medio por el cual realizó la compra.

B) A dichos hinchas, se les remitirá  un nuevo código que les otorgará derecho de preferencia de compra por el plazo de 72 horas. Transcurrido dicho plazo,  el código quedará inválidado, y las entradas se pondrán a la venta para el público en general.

Te puede interesar: Teletón analiza postergar su versión 2019 para primer semestre de 2020