Continúan las investigaciones contra el sacerdote Renato Poblete, donde el abogado Waldo Bown, reveló que hay un registro de 22 víctimas, entre ellas, el caso de una niña de apenas 3 años.

A través de su poder sacerdotal, social y económico, cometía los abusos en las dependencias del Hogar de Cristo y su auto, entre otros lugares. Según consignó La Tercera, en ocasiones las golpeaba y gritaba frases como “quiero darte cariño de padre”, “no te corrai mierda” o “te quiero querer de la mejor forma”.

Además las victimas también reconocieron otras frases que se repetían entre los casos: “Sin mí, ustedes no podrían comer”, “si estás gorda no conseguirás a nadie”, “la violación es inevitable, relájense y gócenlo”.

Pero uno de los casos que marcó fuertemente los testimonios fue la relación de pareja que Renato Poblete sostuvo con una madre de familia, sobre la que ejerció dependencia moral, psicológica y económica.

Es a raíz de esto, que el sacerdote tenía acceso a sus hijas mejores, donde una de ella tenía tres años cuando comenzó a ser víctima de besos y tocaciones, que duraron hasta los 10 años de la menor. 

En conversaciones con Bio bío, Daniel Palacios, vocero de los denunciantes de sacerdotes jesuitas calificó a Renato Poblete como “criminal”. Además de cuestionar a la congregación por encubrimiento, debido a que la investigación establece que al menos 15 sacerdotes sabían.

Por otro lado, Helmut Kramer, otro de los denunciantes de jesuitas y vocero de la Red de Sobrevivientes de Abusos Eclesiásticos, lo calificó de “delincuente sexual sádico”.

renato poblete

Te puede interesar: Parque Renato Poblete cambiará de nombre tras denuncias de abuso