Este lunes el Presidente Sebastián Piñera promulgó la ley que ordena el retiro de los cables aéreos que estén en desuso en todas las comunas de Chile.

A través de esta medida convertida en ley, se pide a las empresas remover estos “escombros aéreos” en un plazo máximo de cinco meses, una vez que el municipio los califique como desechos.

Si la empresa responsable no acude a sacar sus cables respectivos, serán quitados por la municipalidad y el costo será traspasado a la empresa respectiva. Eso sí, tendrán multas no menores: desde 100 a 1000 UTM ($4,9 millones a $49 millones).

Con esto se busca aumentar la seguridad, eliminar el impacto y contaminación visual, y evitar los accidentes en eventos climáticos.

El presidente Sebastián Piñera valoró la iniciativa y afirmó que el «Gobierno se encargará que esta limpieza se haga con urgencia y eficacia en beneficio de (los) ciudadanos».

Si bien hoy se promulga la ley, el Mandatario aseguró que desde marzo de 2018 hasta marzo de este año se han retirado 647 kilómetros de cables, y se espera que para 2022 sean 2 mil kilómetros, equivalente a la distancia entre Santiago y Arica.

cables desuso

Te puede interesar: Promedio de aguinaldo de Fiestas Patrias sube 35%, según estudio