Aún quedan los vestigios del terrible incendio que afectó la Catedral de Notre Dame el 15 de abril pasado. Probablemente, los parisinos y turistas tengan que armase de paciencia para volver a visitar la imponente arquitectura, dado que aún se barajan las posibilidades de reconstrucción.

Sin embargo, los responsables de la iglesia, se niegan a pasar por alto la idea de reabrir un espacio clave en la catedral francesa. Por lo mismo, este fin de semana se dará un gran paso y se oficiará la celebración de una pequeña misa, en la espera de que las autoridades den el visto bueno para reabrir la plaza de la fachada del recinto.

incendio

También te puede interesar: Las nuevas propuestas arquitectónicas para Notre Dame

“La fecha es simbólica. Será la fiesta de la dedicación de la catedral, es decir, de la consagración del altar. Es muy importante poder señalar al mundo que el papel de la catedral es mostrar la gloria de Dios. Celebrar la eucaristía ese día, aunque sea en un grupo reducido, será una señal de esa gloria y esa gracia”, explicó el rector de la catedral, Patrick Chauvet, al semanario católico Famille Chrétienne, que dio a conocer la noticia.

En esta oportunidad, será un grupo pequeño de personas que será parte de esta misa en una de las capillas en donde el fuego no llegó. Los asistentes deberán llevar un casco, como medida de protección.

Nuevo espacio

Según Chauvet y el alcalde del distrito IV de París, Ariel Weil , confirmaron que se podrá hacer un «santuario mariano», con una copia de la Virgen del Pilar de Notre Dame. “Había una concentración de plomo importante sobre algunas zonas de la plaza, especialmente en las jardineras laterales. Si todo pasa bien, se debería reabrir a finales de esta semana”, explicó.

Por su parte, las autoridades se encuentran en alerta constante con los residentes cercanos a la catedral. Esto porque un niño de la zona, presentaba niveles elevados de plomo en la sangre y por lo mismo no pueden descartar ninguna situación relacionada al incendio. Los análisis de plomo en los espacios públicos en un radio de 500 metros de la catedral, realizados por la prefectura de policía y la Agencia regional de la Salud de París, estén disponibles en unos 15 días, según la oficina del regidor.