Este 2019 se cumplen 29 años desde el lanzamiento de «Corazones», el cuarto disco de Los Prisioneros, y el que adelantaría de una u otra forma la carrera de Jorge González como solista.

Este álbum llegó en un momento álgido para el país y con nuevos aires de esperanza tras la llegada de la democracia al país, a pesar de esto dejarían de lado la crítica social que habían llevado en sus otros discos.. También era un momento complejo para la banda ya que en 1989 Claudio Narea había renunciado a la banda.

A pesar de esto, las canciones de este álbum estaban más enfocadas a temas sentimentales y con ritmos más electrónicos.

Corazones marcaría el inicio del fin de Los Prisioneros

Entre julio y agosto de 1989, grabaron las primeras maquetas de las canciones de este disco en Estudios Konstantinopla, que pertenecía a Carlos Cabezas, de la banda Electrodomésticos.

Sin embargo, Jorge Gonzalez, descontento con el resultado viaja a Los Ángeles, acompañado del manager de la banda Carlos Fonseca, para grabar el nuevo disco que incluía algunas canciones compuestas solo por él.

El grupo comenzaba a desintegrarse y muchos hablan de este disco como el primero de Jorge González como solista.

Cambio de las letras y los ritmos

A pesar de que sus discos anteriores estuvieron marcados por la crítica social, y del momento político que se vivía en el país, con este disco cambiaron radicalmente de temática. Ahora las letras eran más melancólicas y hablaban de amor.

Con la salida de Narea, dejaron un poco de lado las guitarras para dar más protagonismo a los teclados y a un sonido más electrónico, característico de la época.

Te puede interesar: «Fome»: El disco más influyente de Los Tres que se convirtió en libro

Corazones rojos y la historia detrás de la canción

Jorge González escribió esta canción para Las Cleopatras, un colectivo de mujeres liderado por la actriz Patricia Rivadeneira. Es una de las canciones más polémicas de este disco y que finalmente fue grabada e incluida por el vocalista de Los Prisioneros.

A finales de 2015, Las Cleopatras pudieron salir en formato vinilo junto a otras grabaciones de la época.

La camisa ensangrentada de la portada

La portada de Corazones fue diseñada por Vicente «Vicho» Vargas, quien ya había trabajado con Los Prisioneros en la portada de «La voz de los ’80».

La imagen es la de una camisa blanca ensangrentada supuestamente en el corazón, aunque la mancha de sangre está al lado opuesto de donde está el corazón. En la edición del disco en formato CD, en 1995 corrigieron el error.

La camisa la usó el mismo Jorge González y la foto fue de Alejandro Barruel.