Este miércoles 17 de abril se confirmó el fallecimiento del expresidente de Perú, Alan García. El exmandatario se quitó la vida durante un proceso de allanamiento en su domicilio en Lima, después de que la justicia aprobara detenerlo por un plazo de 10 días, en el marco del caso Odebrecht.

Durante el proceso, García tuvo acceso a una pistola con la que se disparó en la cabeza. A pesar de ingresar de urgencia al hospital Casimiro Ulloa, donde fue operado y reanimado en tres ocasiones, el expresidente perdió la vida a los 70 años.

Luego de confirmado el deceso, la fiscal adjunta superior Rosario Velazco Sánchez decidió abrir una investigación contra los fiscales José Domingo Pérez y Henry Amenábar por presuntas infracciones administrativas durante el allanamiento a la vivienda de García.

alan garcia disparo en la cabeza

De acuerdo a El Comercio, Velazo tomó esta decisión debido a que uno de los dos fiscales «no habría tomado las medidas necesarias» para dirigir la detención del expresidente.

Lo anterior por dos razones. La primera: «Porque no habría brindado la información pertinente al intervenido a fin de garantizar sus derechos fundamentales”. La segunda: “Tampoco habría dispuesto que se tomen las medidas de seguridad que garanticen la salvaguarda de la integridad del detenido, toda vez que este habría ingresado a su habitación sin acompañamiento policial, lo que habría permitido que atente contra su vida«, detalló la fiscal.

El abogado de Alan García, Erasmo Reyna, confirmó que su defendido se disparó poco antes de ser intervenido por la policía dentro de su casa en Miraflores.

García fue Presidente de Perú en dos oportunidades: de 1985 a 1990 y de 2006 a 2011.

Te puede interesar: A cinco años de la muerte de Gabriel García Márquez