Charlie es un perro de 11 años que perdió sus ojos a causa de un glaucoma, lo que cambió drásticamente su vida. Entonces, sus dueños, de Carolina del Sur, en Estados Unidos, decidieron conseguirle un compañero que le sirviera de guía.

Así fue como llegó a su lado Maverick, un cachorro de 4 meses, que está junto a la familia desde Año Nuevo. «Está aquí para ayudar a Charlie y Charlie trata de enseñarle cómo comportarse a Maverick», escribieron los dueños de los perros en un post de Instagram.

«Definitivamente, un trabajo que aún tiene que mejorar», agregaron. En la publicación, compartieron un video de Charlie y Maverick luchando por un juguete.

Por otra parte, Chelsea y Adam Stipe, los dueños, han tenido recientemente su primer hijo. Ahora, Maverick está enseñando a Charlie a actuar como un hermano mayor, ya que los ruidos de un bebé pueden ser desconcertantes para un perro ciego, consigna 20 Minutos.

La tierna relación entre los animales se hizo viral en las redes sociales gracias a una cuenta de Twitter llamada We Rate Dogs que publicó las fotos de la pareja de perros.

Te puede interesar: #CONCURSO ¡Lleva tu ECO SET Rock & Pop a Lollapalooza!