Después de haber ganado el Oscar a Mejor Canción Original por Shallow en ‘A Star is Born’, Lady Gaga se ha tomado las cosas con mucha calma. Su sexto disco sigue en producción y sin fecha por delante, ya que la artista se ha dedicado a hacer lo que ella quiere. Con todo derecho por lo demás.

Por lo mismo, tampoco se ha alejado de Hollywood desde la alfombra roja de los Oscars. Así que decidió darse una particular vuelta por el bar Black Rabbit Rose donde de sorpresa apareció diciendo: «Estoy aquí para arruinar la fiesta«. Nada más lejano a la realidad de los afortunados asistentes que estaban en el lugar.

Ahí, Lady Gaga junto a una pequeña banda local cantaron algunos clásicos de Frank Sinatra: ‘Call Me Irresponsible‘ y ‘Fly Me To The Moon‘. Desatando el furor en todos que se llevaron una gran sorpresa.

Mira aquí el show sorpresa de Lady Gaga

Te podría interesar: Marilyn Manson da importante anuncio de su nuevo disco