Son miles las personas que sueñan con ver en vivo a los creadores de hits noventeros como Everybody, I Want It That Way, As Long As You Love Me, Get Down y otras canciones que nos hacen bailar y canta a todo pulmón. La buena noticia es que el jueves 28 de febrero se presentan en el Festival de Viña, sin embargo, se agotaron todas las localidades en menos de dos horas.

Si eres parte del grupo de desesperados que no alcanzó a comprar y quieres estar ahí, te gustará saber que muchas de las entradas vendidas quedaron en manos de aquellos que buscan revender en el «mercado negro» a un costo mayor. La parte mala del asunto, es que los tikets pueden alcanzar un precio que sobrepasa hasta cuatro veces su valor de mercado.

En Mercadolibre.cl por ejemplo, encuentras la entrada más barata para galería, que costaba $28.600 y ahora se revende por cien mil pesos.

Y las cifras son exorbitantes. En páginas como viagogo.com y stubhub.cl, la localidad Palco sobrepasa el millón de pesos y se trata de una entrada que inicialmente costaba $236.900.

via GIPHY

Los fanáticos de la boyband han hecho notar su molestia y muchos han llamado a boicotear estas reventas abusivas. Eso si, como siempre, hay quienes están dispuestos a pagar lo que sea por ver en vivo a A. J. McLean, Howie Dorough, Brian Littrell, Nick Carter y Kevin Richardson.

Te podría interesar: Backstreet Boys: Conoce 5 datos curiosos antes de su regreso a Viña