La presentación de Maroon 5 en el Super Bowl estaba en el ojo del huracán. Todos pedían alguna referencia a la polémica de la NFL con Colin Kaepernick y un homenaje a Bob Esponja, claro, si es que no cumplía la demanda de muchos y simplemente no aparecían en modo de protesta. No importaba qué hiciera Adam Levine, estaba al filo.

Finalmente, las críticas llovieron. Ya sea por el cortísimo homenaje a Bob Esponja que no sació a los fans, su inexplicable sacada de polera o el aburrido show. Lo cierto es que a nadie pareció gustarle lo que presentaron, Adam Levine ya había dicho que si tuviera miedo a las críticas no sería músico, pero hoy lo que más tiene son memes.

Te podría interesar: Super Bowl: Las 5 mejores presentaciones en el medio tiempo