El perro ha sido por años descrito como «el mejor amigo del hombre» y los gatos en cambio, conocidos por su inigualable independencia. Sin embargo, un estudio desarrollado por docentes de la Universidad Estatal de Oregón evidenció que en realidad, estos felinos son muy apegados a los humanos, pero a veces no son estimulados como se debe y esto los hace más «ariscos».

La investigación que fue publicada por la revista científica Behavioural Processes reunió a 50 gatos domésticos y refugiados, a los que se les privó por un tiempo de acceder a su comida, contacto con humanos, juguetes y olores agradables. Luego, cada estímulo les fue devuelto por separado para poder distinguir cuál de ellos preferían los mininos por sobre los demás.

Resultado: Gatos más regalones que comilones

La mayoría de los gatos (50%) prefirieron interactuar con humanos, por sobre la comida, juegos y disfrutar de aromas llamativos. En tanto, el 37% de los felinos no se resistieron a la comida.

via GIPHY

“Cada vez más, la investigación en cuanto a la cognición del gato está proporcionando pruebas de sus complejas habilidades sociocognitivas y de resolución de problemas”, señalaron los autores en la publicación.

Finalmente, los investigadores llamaron a los dueños de felinos a potenciar sus habilidades sociales de forma correcta.

¿Tienes un gato tímido o poco cariñoso? ¡Todo está en cómo lo estimulas!

Te podría interesar: Prohíben venta de perros y gatos menores de seis meses en Gran Bretaña