Ayer una corte de Los Ángeles desestimó parte de la demanda de la actriz Ashley Judd contra el famoso productor de Hollywood Harvey Weinstein.

Difamación pero no acoso

El juez Philip Gutiérrez dijo que la actriz Ashley Judd puede continuar su caso por difamación, pero no por acoso sexual. Según el juez la ley de California, en la que basaba su caso, no se puede aplicar en esta situación.

La ley «nunca ha sido aplicada en el caso de un empleador que acosa a un posible empleado y que la corte no está convencida de que el instrumento tuviera la intención de cubrir dicha situación». La ley cubre, según el juez, el acoso dentro de una relación de trabajo ya constituida.

La acusación de Ashley Judd

La actriz Ashley Judd, conocida por su actuación en películas como «Crimen en primer grado», «Acechada» y «Heat», acusó a Harvey Weinstein de haber arruinado su carrera por resistirse a sus acosos. De acuerdo a sus declaraciones Harvey Weinstein convenció al director Peter Jackson para que la dejara fuera del elenco de «El señor de los anillos», porque era muy complicada para trabajar.

Peter Jackson

El director Peter Jackson confirmó en diciembre de 2017 que Harvey Weinstein había orquestado en la década de 1990 campañas de desprestigio contra actrices que después lo acusaron de acoso y abusos sexuales.

Weinstein solicitó en julio que se desestimara la demanda argumentando que entre los dos había un «pacto» sexual.