Noticias

¿Qué pasó? Muere icónico actor de Orange is the New Black

El actor Brad William Henke, que interpretó al oficial penitenciario Desi Piscatella en Orange is the New Black, murió a los 56 años de edad.

Brad William Henke Orange
Netflix

Medios internacionales reportaron que la estrella de Orange Is The New Black y exjugador de la NFL, Brad William Henke, murió a los 56 años.

¿Revelaron su causa de muerte? Muere el actor Brad William Henke de Orange is the New Black

La agente del actor, Sheree Cohen, confirmó su muerte en un comunicado que proporcionó a la NBC el jueves. En el cual informó que falleció "pacíficamente mientras dormía".

“Henke era un ávido fanático de la NFL y la UFC, un hombre de familia felizmente casado con un corazón de oro, que visitaba a su madre con frecuencia, amaba llevar a su hijastro a los partidos de fútbol y gimnasia y adoraba a su perro, Ruby”. Continúa el comunicado, aunque Sheree Cohen no proporcionó más detalles y no compartió la causa de la muerte.

Brad William Henke Orange
Getty Images

El actor es mejor conocido por su interpretación del oficial penitenciario Desi Piscatella en la serie de Netflix, Orange Is The New Black, la cual se desarrolló durante siete temporadas desde 2013 hasta 2019.

Hizo su debut en el estreno de la cuarta temporada en 2016 y, junto con el resto del elenco, recibió un Premio del Sindicato de Actores de la Pantalla. Esto en la categoría de Actuación Sobresaliente de un Conjunto en una Serie de Comedia en 2017.

También tuvo papeles recurrentes en los programas de televisión Justified, Lost, October Road y Dexter, y apareció en películas como Pacific Rim y World Trade Center.

Brad William Henke se dedicó a la actuación a mediados de la década de 1990 después de retirarse de la NFL en 1994 tras una serie de lesiones. Jugó fútbol americano como liniero defensivo en la universidad de la Universidad de Arizona antes de que lo reclutaran en 1989 los New York Giants.

Más tarde se cambió a los Denver Broncos y jugó durante el juego del Super Bowl contra los San Francisco 49ers en 1990.

Después de que se conoció la noticia de su muerte, la directora del reparto de la serie Orange Is The New Black, Jen Euston, tuiteó lo siguiente. "Esto es un shock. Descansa bien, Brad. Gracias por todo el trabajo que contribuiste en OITNB. No serás olvidado".

Al actor le sobreviven su madre, Tammy; hermana, Annette; esposa, Sonia; hijastros Aaden y Leasa; y una nieta, Amirah, según la declaración de Sheree Cohen.