Noticias

Peaky Blinders lidera: Estudio revela las series más difíciles de entender

Debido a los marcados acentos y formas de hablar, estas series fueron nombradas algunas de las más difíciles de entender.

series más difíciles
BBC One

Un nuevo estudio reveló cuáles son las series británicas más difíciles de entender para el resto del mundo. Sin embargo, no precisamente por sus complejas tramas o sorpresivos giros en la historia. 

Más bien, este nuevo estudio analiza lo difícil que es para algunos estadounidenses el entender los marcados acentos británicos. ¿Cuál es la que lidera? La popular y, aparentemente, compleja de entender, Peaky Blinders. 

Las series más difíciles de entender

El sitio Preply llvó a cabo una encuenta para analizar los hábitos de las audiencias estadounidense con producciones fuera de su país. Así, se buscaba analizar cuáles son las series más difíciles de entender y que requieren subtitulos inclusos para hablantes nativos.

En primer lugar quedó el drama de la BBC One, Peaky Blinders, caracterizada por personajes británicos con un acento propio de la clase obrero a comienzos del siglo XX. 57% de los encuestados reconocieron tener que usar subtitulos para poder entenderla.

Curiosamente, el actor más díficil de entender también sale en esta serie. Se trata de Tom Hardy, quien fue elegido como el interprete con el acento más confuso y que necesita enunciar mejor para poder entenderle.

Las series más difíciles de entender comparten algo en común. Todas son británicas y basadas en décadas y hasta siglos pasados, lo que hace que los acentos sean mucho más marcados y desafiantes para las audiencias que no están acostumbradas.

Además de Peaky Blinders, los encuestados también nombraron series como Outlander, Derry Girls, Downton Abbey, Bridgerton Game of ThronesCuriosamente, su nivel de dificultad no ha impedido que estas producciones sean enormemente populares. 

Otra serie británica podría pronto sumarse a esta lista. Y es que ya queda menos para que se estrene House of the Dragonuna precuela de Game of Thrones, que ya con su trailer nos muestra acentos que podrían ser todo un desafío.