Ozzie, el gorila macho más viejo del mundo falleció a sus 61 años. Fue encontrado muerto por sus cuidadores en el zoológico de Atlanta, Georgia en Estados Unidos.

«Aunque sabíamos que este momento llegaría algún día, esa inevitabilidad no hace nada para detener la profunda tristeza que sentimos por la pérdida de una leyenda», expresó Raymond B. King, presidente y director ejecutivo del zoológico.

“Las contribuciones de la vida de Ozzie son indelebles, en las generaciones de individuos que deja en la población de gorilas y en el cuerpo de conocimiento mundial sobre el cuidado de su especie. Nuestros pensamientos están con su equipo de atención, quienes han perdido una parte de sus vidas y una parte de sus corazones”, agregó el director del zoo.

Sorpresiva muerte

El gorila occidental  murió por causas que hasta el momento se desconocen. Se sabe que había mostrado recientemente síntomas como hinchazón facial, debilidad e incapacidad para comer o tomar agua. 

El animal hizo historia en la zoología en 2009, cuando se convirtió en el primer gorila del mundo en participar en una toma de presión arterial. En aquel momento, ya era considerado un ejemplar de avanzada edad, dado que los gorilas entran en su etapa de «tercera edad» al rededor de los 40 años. 

Zoológico De Atlanta
Zoológico De Atlanta

Ozzie incluso logró sobrevivir al coronavirus. Fue parte de los 13 gorilas que dieron positivo por covid-19 en el zoológico de Atlanta el año pasado.

La especie de los gorilas occidentales de las tierras bajas se halla en peligro crítico. Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), su población en el África Ecuatorial Occidental afronta diversas amenazas. Como la caza furtiva, la pérdida de hábitat y las enfermedades.

La edad del gorila macho solo ha sido superada en la actualidad por dos hembras. Fatou, de 64 años, que vive en el zoo de Berlín, y Helen de 63, que se encuentra al parque zoológico de Louisville en Kentucky, Estados Unidos.