En menos de dos meses, se cumplirán dos años desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la propagación del coronavirus como una pandemia mundial. Sin embargo, especialistas aseguran que el COVID-19 podría estar próximo a convertirse en una endemia, por lo que a continuación te explicamos qué es.

¿Qué es una endemia y por qué el COVID-19 podría dejar de ser una pandemia?

A la fecha, aproximadamente 5.6 millones de personas en todo el planeta han muerto a causa del virus. Por lo que la sociedad ha intentado adaptarse a convivir con él.

A pesar de las restricciones de desplazamiento para la población, el proceso de vacunación, los casos activos, y la aparición de la nueva variante Ómicron, los casos han ido en una constante alza en las últimas semanas. Por ello, se han realizado nuevos estudios y conceptos que se relacionan con el COVID-19.

Una endemia es una enfermedad que está presente de manera constante en el mundo, pero limitada en un área en particular. De acuerdo a la Universidad de Columbia, quiere decir que la propagación del virus y la tasa de contagios se puede predecir.

De esta manera, la OMS ha asegurado que la pandemia del COVID-19 podría pasar a llamarse endemia. “Endémica, significa que podemos prever lo que va a ocurrir y este virus nos ha sorprendido más de una vez, así que tenemos que ser prudentes”. Dijo recientemente su director, Hans Kluge, sobre la situación sanitaria en Europa.

Sin embargo, igualmente es un peligro constante, debido a que se desata en varias regiones el planeta.

En tanto, cuando algún tipo de enfermedad adopta el nombre de endemia, esta permanece de forma prolongada en el tiempo.

De acuerdo a los expertos, la endemia del COVID-19 podría llevar a la población y a las autoridades a que aprendan a convivir con la enfermedad. Porque en algunas regiones no va a desaparecer en los próximos años.