Noticias

'Encanto' de Disney: Una declaración de amor a Colombia

Pudimos asistir a la película de Disney del momento, la que a días de su estreno ya está rompiendo récords de taquilla.

Disney Encanto
Disney

Nos encantó Encanto. Eso es lo primero que tenemos que decir respecto a la más reciente película de Disney, la que pudimos ver en una función especial organizada por la Embajada de Colombia en Chile junto a Procolombia. Tal como sucede con Coco, es una carta de amor dedicada a la cultura de un país maravilloso, rico en tradiciones y caracterizado por su calidez. Acá te contamos lo que nos pareció en profundidad.

Realismo mágico

La película del momento de Disney tiene una premisa simple: existe una familia colombiana en la que cada uno de sus descendientes posee un poder increíble. Pero la protagonista, Mirabel Madrigal, no; y cuando la magia empieza a tambalearse ella decide descubrir qué está pasando. Es una historia sobre una familia diversa, ruidosa, cariñosa y unida, que comparte sus habilidades con el pueblo donde viven y que viven con ese compromiso.

Sin embargo, cuando hablamos de realismo mágico nos referimos a más que el tipo de mundo que supo construir Gabriel García Márquez en su literatura. Nos referimos a la capacidad humana de creer en la magia, buscarla, y dejarse sorprender por ella. Es darse un respiro de la crisis que impera en el planeta para sentarse a ver una película y reírse con ella. Es el mismo cliché que usamos al principio, dejarse encantar.

Detalles cruciales

Es notorio que para realizar Encanto el equipo investigó cuál es la magia que vive en Colombia. Estamos hablando de una cinta que supo guiarse por todo lo que está documentado en cuanto a historia, flora y fauna, pero que además supo cómo entregarle un alma. La cultura colombiana no es usada como utilería, sino que es parte de la narración y construye la identidad de los personajes. Es textura, es riqueza, es el sancocho que sirven en la cena, las buganvilias que rodean la casa y las esmeraldas escondidas. Y como en Latinoamérica, la casa también es un personaje. 

La suma de todos los detalles hace que sea coherente y que podamos ver nuestras debilidades reflejadas en los personajes. Es común decir que la oscuridad es lo que permite ver cómo brillan las cosas, y ese un tema recurrente dentro de la película. Esta es una película que se concentra tanto en la aceptación de las personas, como en las expectativas que se depositan en ellas. Al estilo de Cien años de soledad, con mariposas amarillas incluidas, reflexiona sobre las herencias que se traspasan de linaje en linaje, las que configuran a la familia como un todo.

Puede que esta sea la mejor película de las últimas entregas de Disney, o quizá no, pero definitivamente es imperdible.

Encanto