Nunca son demasiadas noticias ya te gatos. Si hace un rato te contábamos te contábamos sobre el estudio de la Universidad de Helsinki sobre los rasgos físicos y psicológicos de los felinos, ahora te traemos una noticia viral. El twittero Richard Scott Larson compartió en redes sociales una foto de un gato vestido con traje y en un cochecito, ya que el michi, llamado Moose, fue encargado de llevar los anillos en un matrimonio. O sea, fue el paje.

Mercury Press Diana And Nick
Mercury Press, Moose and Richard, and Diana and Nick

Salto a la fama

Moose y Lily son los dos gatitos de los recién casados Diana González y Nicholas Edward Donatelli, que incluso tienen su propia cuenta en Instagram. Para el matrimonio de los novios, realizado el 5 de septiembre, le encomendaron al hermano de Nick, Richard un importante trabajo: llevar el cochecito de Moose. Las imágenes se volvieron virales en las redes sociales y además, a través de Twitter, pudimos conocer a Lily.

Lily también tuvo un importante aporte, pero no logró ser fotografiada en su momento estelar y por ende no pudo cautivar a los usuarios de internet. Ella fue la niña de las flores, así que estaremos pendientes de cuando revelen las fotos oficiales del evento. Diana declaró «Tuvimos una boda sin niños, pero queríamos involucrar a nuestros bebés peludos así que estaba pensando «¿cómo hacemos esto?». Entonces lo googleé y ver el cochecito de mascotas. Lo pedimos un par de meses antes del matrimonio, y no podríamos mantenerlo lejos, funcionó perfectamente».

Richard Scott Larson Via Twitter
Richard Scott Larson Via Twitter

Un caballero muy distinguido

Sobre el proceso, Richard declaró a Metro UK: «Lo pasé muy bien ayudando a Moose a prepararse para este gran momento. Después de engañarlo para scarlo debajo de la cama en el departamento y vestirlo en su traje antes de nuestro paseo por la avenida, él fue un buen tipo respecto a su rol en el matrimonio, y parece que de verdad disfrutó la atención».

Y cómo no, si es que los gatos aman ser adorados. En este caso, los 110 invitados estuvieron pendientes de Moose en Chauncey, Princeton, Nueva Jersey. «Estoy agradecido de todos los que nos acompañaron y lo disfrutaron. Que Moose se volviera viral fue la guinda en el pastel de casarnos» declaró Nicholas. ¡Que vivan los novios!