Suena como una película de terror serie B ¿Verdad? Pero no, ya que en Argentina la invasión de los carpinchos en una localidad del país vecino.

Hoy en Un País Generoso hablaremos con Marcos Bustamante, periodista de Crónica TV, que nos contará que está pasando con los carpinchos.

Una verdadera invasión

Parece una historia freak de internet, pero no. Ya van algunos días desde que una verdadera invasión de carpinchos asola Nordelta, una comunidad argentina.

Pero ¿Es tan así el tema de la invasión o es un movimiento mediático?

Marcos Bustamante, de Crónica TV comenta que «efectivamente, es una invasión. Pero antes, estos lugares eran el hábitat de los carpinchos, así que la invasión no sé si es de ellos hacia nosotros».

Agrega que el condominio de Nordelta se construyó en las cercanías de un humedal, zona natural que los roedores más grandes del mundo suelen habitar.

Los carpinchos son animales salvajes después de todo, entonces los accidentes han ocurrido ¿Verdad?

«Claro, como sabrán, los carpinchos no son muy atentos al tráfico ni los semáforos, entonces ya han habido algunos accidentes de tránsito», comenta Marcos in situ desde Nordelta.

Otra pregunta se hace evidente ¿De cuántos carpinchos estamos hablando?

«Estamos hablando de unos 3000 carpinchos en la zona. ¡Una de las ideas de los habitantes es el de la vasectomía a los carpinchos! ¡Increíble!», dice entre risas Marcos Bustamante.

Y las autoridades argentinas ¿Han hecho algo al respecto?

«Parece que no le avisaron al Estado, porque mucho no han hecho«, comenta el periodista argentino sobre el papel del Estado en esta crisis.

¿Entonces no hay planes a largo plazo para solucionar este problema?

«No hay planes a largo plazo para el tema. Todo se ve día a día, creo que están esperando que se vayan solos parece. No le tengo mucha fe a eso», agrega Bustamante.

Finalmente, nos despedimos con una anécdota un poco más graciosa, ya que al parecer algunos habitantes de la zona se encariñaron con los carpinchos.

«Es verdad, hasta nombre le ponen a los carpinchos. ¿Cómo se puede hacer eso? ¡Son ratas! Yo ya no entiendo nada la verdad», se despide diciendo el periodista de Crónica TV Marcos Bustamante.