¿Conoces los IG Nobel? Son unos premios organizados por la Universidad de Harvard en los que se premian investigaciones «un tanto singulares», como dijo Werne Nuñez. Para profundizarlos mejor, hoy en Un País Generoso estuvimos conversando con el doctor Bruno Grossi, ganador del IG Nobel, biólogo chileno que ganó con el pollosaurio.

Pollosaurio chilensis

El año 2015, el Dr. en Ecología y Biología evolutiva y uno de los pocos especialistas en biomecánica animal en Chile, Bruno Grossi, recibió el anti-Nobel en el Teatro Sanders de Harvard. Incluso al recibir el premio se puso un sopapo e imitó el movimiento que un dinosaurio tendría. Su descubrimiento era impresionante, pero el método que aplicó parecía sacado de una comedia. En sus palabras, si ponía un sopapo en la cola de pollitos podría reconstruir la forma de caminar de los saurios.

Ahí la idea era desplazar el centro de masa, lo que determinó un cambio en su forma de caminar. Finalmente no usaron un sopapo sino una especie de camiseta que se prolongaba hacia la cola, lo que hizo que los pollitos caminaran usando su pata completa.

Bruno Grossi
Bruno Grossi

La versión 2021

Este año los premios fueron entregados por científicos Nobeles reales, como Frances Arnold (química, 2018), Carl Weiman (física, 2001) y Eric Maskin (economía, 2007). A los triunfadores les dieron el clásico trofeo de papel que ellos mismos deben ensamblar, que consiste en una impresión en PDF. Además, también les dieron premio en efectivo en forma de un billete de Zimbabue falsificado de 10 billones de dólares. Esto equivale a un par de dólares.

Biología

La doctora Susanne Schötz analizó las variaciones ronroneos, maullidos, chillidos, silbidos, aullidos, gruñidos y muchos otros modos de comunicación entre gatos y humanos. «Ella hizo cada uno de estos sonidos en el estrado virtual y le salieron espectaculares, yo no tengo gatos, soy dog lover, pero fue increíble como los dijo todos. Los gatos se comunican con nosotros con maullidos, otros con otros gatos, entonces de alguna manera todo ese lenguaje lo pusieron en este paper«.

Economía

Pavlo Blavatskyy, se llevó el premio por descubrir que la obesidad de los políticos en un país puede ser un buen indicador de la corrupción en esa nación. «Una cosa es correlación y otra es causalidad», explicó el doctor Grossi para referirse a esta investigación. Como ejemplo, se refirió al hecho de que ver demasiada televisión de vincula a tener infartos, pero no es que la televisión genere daño cardiaco, sino que lo hace todo lo que conlleva un estilo de vida así. Entonces, es que la alta masa corporal de los políticos se relaciona con el índice de corrupción.

Medicina

Olcay Cem Bulut y sus colegas, demostraron que los orgasmos sexuales pueden ser tan efectivos como los medicamentos descongestionantes para mejorar la respiración nasal. «O Nastizol o cachita», dijo el doctor Grossi. Sin embargo, este estudio solamente contempló parejas, no sexo casual ni masturbación. «Se me ocurrió que es una forma de saber si están fingiendo», cerró el doctor.