Mientras el mundo de la moda aún está procesando el despliegue de alta costura en la Gala Met, sea intentando descifrar los looks, o simplemente disfrutándolos, hoy la noticia se posa en una prenda mucho más mundana. O mejor dicho, una reinvención de ella.

Un buzo de $1,190

A veces cuesta dimensionar los precios en las tiendas de lujo, pero otras es más difícil entender la motivación detrás de la venta de un producto. Con un valor de 1,190 dólares, la marca Balenciaga ofrece en su página web un pantalón de buzo que tiene cosido algo que imita a un bóxer, llamado Trompe L’Oeil. Esto último, traducido como «engañar a la vista», es un estilo de ilusiones ópticas en la moda y el arte.

Balenciaga Sweats
Balenciaga

La polémica

Esta prenda nos genera muchas preguntas: ¿es el último grito de la moda o solo otra forma más de obtener dinero fácil? ¿No es más cómodo que uno mismo combine su ropa interior con su buzo? y ¿vale realmente más de mil dólares? Sin embargo, para la sociedad estadounidense tiene otra pregunta más: ¿es racista esto?

Esta es la reacción de la twittera @loveKase24: «Los hombres negros son discriminados y devaluados por los pantalones caídos y Balenciaga se está enriqueciendo de este estilo. Qué loco cómo es ghetto hasta que le ponen una etiqueta».

La profesora de Estudios Africanos en la Universidad de California, Marquita Gammage, explicó a CNN que estos pantalones tienen «apropiación cultural escrito encima». Esto es porque va más allá de ser un estilo, sino que se asocia a ciertas comunidades, épocas y conductas. «La vestimenta caída ha sido consecuencial para los afroamericanos; aún así compañías como Balenciaga buscan aprovecharse de los negros y del estilo y cultura negra, mientras fallan en desafiar el racismo sistemático que criminaliza a los negros y a las modas negras», zanjó.

@loveKase24 Vía Twitter

@loveKase24 Vía Twitter