Lamentablemente, El Agente Topo se quedó sin su Premio Oscar en la ceremonia de la edición 2021 de este domingo. La cinta, dirigida por Maite Alberdi, estaba compitiendo por la categoría de Mejor Documental. Y competía con otras como Collective, Crip Camp: A Disability Revolution y Time, además de la ganadora Mi Maestro el Pulpo.

En esta nota, te daremos a conocer 3 razones por las que este documental resultó ganadora, sin desmerecer la relevancia y la gran enseñanza que nos dejó El Agente Topo acerca del afecto y el amor que le debemos a los adultos mayores.

¿De qué trata Mi Maestro el Pulpo?

Esta apuesta trata sobre el vínculo entre el director Craig Foster y un pulpo que vive en un bosque de algas marinas. Esto, grabado en las cercanías a Ciudad del Cabo, Sudáfrica. En Mi Maestro el Pulpo se estudia la rutina del animal durante un año completo, donde incluso se detalla cómo este lazo afecta la vida del realizador. Esto incluyendo una depresión que sufrió, y la relación con su hijo.

¿Por qué deberías verla?

1. Antes de que Mi Maestro el Pulpo llegara a los Premios Oscar 2021, el documental cerró una gran temporada de premios. Entre los que se destacan, están dos Critic’s Choice (Por Mejor Fotografía y Mejor Documental sobre Ciencia o Naturaleza). También se suma uno del Sindicato de Productores (PGA).

2. Esta producción, que puedes ver en Netflix, posee una excelente fotografía y una narración emocionante. La historia de Mi Maestro el Pulpo es puramente emotiva y muestra a los pulpos en su dimensión más salvaje. Como animales que se dotan de una gran habilidad e inteligencia, con tal de moverse en el gigante ecosistema oceánico.

3. Si bien esta película no se convirtió en un fenómeno como lo fue El Agente Topo, la crítica especializada la recibió muy bien. Sheri Linden, de The Hollywood Reporter, dijo que «no es el primer documental que nos sumerge en la flora y fauna de otro mundo de los océanos de la Tierra (…) pero es el primero en narrar la historia de una única criatura marina desde una perspectiva tan personal y sincera, que revela no solo conexiones emocionales, sino comportamientos animales previamente desconocidos para los científicos».

A la vez, sobre Mi Maestro el Pulpo escribió que posee un «logro técnico deslumbrante, especialmente si se tiene en cuenta que los directores y el editor se enfrentaron a 3 mil horas de metraje, filmadas durante un período de 8 años que comenzó mucho antes de que Foster se encontrara con el animal del título».