Cada 1 de abril se conmemora un triste día para la historia de la música. Y es que un día como este, en 1984, fue asesinado el célebre músico Marvin Gaye. Con tan solo 37 años, su vida y carrera fueron frenadas de pronto, dejando a miles de fanáticos destrozados.

Sin embargo, fueron los detalles detrás de su asesinato lo que aumentó aun más el impacto y repudio detrás del acto. Y es que fue su propio padre, Marvin Gaye Sr., quien disparó en contra del músico y le puso fin a su vida en un lamentable acto.

La difícil infancia de Marvin Gaye

Pocas voces tuvieron tanto impacto en la escena del Motown como la de Marvin Gaye. Y es que el músico no solo era uno de los principales vocalistas del movimiento, sino que un representante de la excelencia musical, con discos que pasaron a la historia como los mejores de toda la música.

En la década de los setenta, Gaye logró salir de la som11bra de Motown y triunfar por sus propio méritos. Álbumes como What’s Going On Let’s Get It On se convirtieron en todo un éxito, que lo posicionó junto a leyendas como Stevie Wonder. 

Sin embargo, la vida personal de Marvin Gaye no fue algo sencillo. Y es que desde que era niño, tuvo una difícil relación con su padre, con quien solo compartía el nombre. Así, su infancia estuvo llena de estrictas medidas a cargo de un ministro reprimido.

Y es que su padre era víctima de burlas en el barrio, debido a que se conocía que este se vestía de mujer en secreto. Esto, resultó en que el pequeño sufriera de Bullying por parte de sus vecinos. Además, los rumores de la homosexualidad de Gaye también provocaron que fuera objeto de chistes y violencia.  

Cuando Marvin Gaye llegó a la fama, su padre lo resintió de inmediato. Pese a que su relación ya estaba dañada, esto fue lo que terminó por romperla, puesto que este se opuso por completo a su carrera musical. Sin embargo, el músico sí intento arreglar la relación.

El asesinato

En 1983, Marvin Gaye se mudó a la casa de sus padres para poder cuidar a su madre. En la ocasión, le regaló una arma a su padre, para que pudiera cuidar a la familia en caso de que fuera necesario. Sin embargo, esto fue lo que terminó por condenarlo.

La relación de los padres del músico no mejoraba, algo que afectaba también al artista. Este se enfrentó a su padre por la forma en la que trataba a su madre, algo que terminó por enfurecer al hombre. El 1 de abril estos enfrentamiento llegaron a un peak de violencia, cuando Gay Sr tomó el arma que previamente le regaló su hijo y le disparó en el corazón.

El padre aseguró que solo lo hizo por «defensa personal» y que no sabía que el arma estaba cargada. «Si pudiera traerlo de regreso, lo haría. Tenía miedo de él», señaló el padre en el juicio donde se le dieron seis años de presidio.