Noticias

Casi 200 toneladas de peces varados en la región del BioBío: ¿Cuál es la explicación?

Son 190 toneladas de peces como sardinas, pejerreyes, algunos crustáceos y corvinillas, los que vararon este fin de semana en el BioBío.

varazon_masiva

Este fin de semana, en la región del BioBío, Sernapesca constató de un nuevo varazón de peces de distinto tipo, incluido crustáceos, en Arauco.

Se trata de más de 190 toneladas de peces, específicamente en el sector de la desembocadura del río Carampangue.

Funcionarios del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, acudieron para verificar especies y dimensionar esta contingencia.

varazon_masivaFoto: Sernapesca

De acuerdo a la inspección, se constató que el varamiento de peces ocurrió en sector de playa, 10 km al sur de Horcones.

En total fueron 2,5 km de playa cubierta por "especies pelágicas, principalmente sardinas, anchovetas, pejerreyes, algunos crustáceos y corvinillas, que estimamos en 190 toneladas aproximadamente”, señaló Iván Oyarzún, director regional (s) de Sernapesca Biobío.

El evento tampoco es aislado, ya que uno similar ocurrió el 2 de febrero pasado.

¿Cuál sería la razón del masivo varamiento de peces?

Lo ocurrido entre el 13 y 14 de febrero se trataría de uno de los varamientos de mayor cantidad de peces registrado en la zona, que se suma a los eventos ocurridos durante la semana en playas de Tomé.

“Efectivamente, en Coliumo, Cocholgüe y en Dichato, correspondiente a la zona costera norte de Biobío, también tuvimos presencia de especies pelágicas varadas los días: jueves, viernes y sábado. Fueron cantidades menores de acuerdo a las inspecciones realizadas", explicaron desde Sernapesca.

"Con esto, ya llevamos casi una decena de eventos de varazones en las costas de la zona centro del país y creemos que estos últimos episodios obedecen también a condiciones oceanográficas particulares. No obstante, igual se han tomado muestras de especies que se envían a laboratorios de universidades para análisis”, agregó Oyarzún.

Lo que se está investigando son alteraciones de temperatura en el mar que provocan bajas de oxígeno. Esto, junto con la presencia del denominado fenómeno de la niña, podría influir en las oscilaciones térmicas de la superficie del mar.

El Fenómeno de la niña es la condición climática de fase fría que ocurre cuando las temperaturas ecuatoriales disminuyen.