Gene Gallagher y Sonny Starkey, hijo de Liam Gallagher y nieto de Ringo Starr, respectivamente, enfrentan cargos ante la justicia. Los jóvenes están acusados de atacar a personal de una tienda en un conflicto del año pasado. Lo anterior, incluiría insultos racistas.

Te podría interesar: Hijos de Liam Gallagher planean formar su propia banda

Gallagher y Starkey se presentaron en la corte el pasado viernes, junto al modelo Noah Ponte. El trío fue a declarar tras las acusaciones de atacar a un personal el 2019. Según señala The Sun, los jóvenes enfrentan múltiples cargos tras una pelea el 17 de mayo del año pasado.

El trío está acusado de atacar a personal de una tienda, luego de que Ponte intentara robar una cerveza. Tras esto, los jóvenes fueron confrontados por un guardia de seguridad indio, que se dio cuenta de lo ocurrido. Según señala la acusación, el modelo le habría dicho: «Malditos indios. Regresen desde donde vinieron. No son queridos acá.»

Sin embargo, el conflicto no quedó solo en los insultos del Ponte. Tras los insulto, el trío de jóvenes y el personal de la tienda, se vieron envueltos en una discusión que culminó a los golpes. 

Según señala el medio, Gallagher y Ponte enfrentan cargos por agresión con agravantes raciales, mientras que Starkey enfrenta dos por agresión. Además, los tres están acusados por perturbar el orden público. Sin embargo, durante el juicio, los tres jóvenes se declaran inocentes ante los cargos. El trío tendrá que enfrentar un nuevo juicio el 18 de enero del próximo año.