DEMODAY es una iniciativa organizada por PLATZI, que hace cinco años busca reunir a los mejores proyectos, con el objetivo de que si sus proyectos son seleccionados, pueden asistir a un viaje por San Francisco a conocer el mundo tecnológico de Silicon Valley y acelerar su empresa. Esto para demostrar que en América Latina sí existen startups que desarrollan soluciones con alto potencial de crecimiento e impacto.

Es así como Parrado desarrolló una plataforma llamada SUNAI, que eleva la rentabilidad de los activos solares a través de una interfaz modular basada en inteligencia artificial (IA). Esta funciona recabando información en tiempo real sobre el comportamiento de las plantas solares para maximizar y potenciar la generación de energía solar.

“A esto le llamamos “el internet del sol””, comentó. Refiriéndose al término que creó para definir la interconexión de las plantas solares en el aumento de la calidad de vida humana en múltiples aspectos.

Además de esto, Cristóbal explicó que otro de sus propósitos es “acelerar la transición del planeta a uno totalmente renovable, basado en energía solar más que en cualquier otra tecnología”.

Esta iniciativa convenció a los jueces del DEMODAY quienes tuvieron como criterios de evaluación la oportunidad de mercado y la importancia del problema que resuelva la startup, la tecnología del producto, su arquitectura, métricas y progreso y cómo está compuesto el equipo de trabajo y su actitud hacia el emprendimiento en tecnología.

Debido a que la iniciativa chilena, presentada a la organización el 26 de septiembre, cumplía con dichos puntos, la anunciaron como ganadora tras semanas de evaluación. Es así como Cristóbal Parrado se prepara para llevar su proyecto a Silicon Valley.

Por parte de la organización del certamen, Julianne Butty, explicó que las startups finalistas tuvieron algo en común: el compromiso total, la disposición y ambición para aprender en sentido global.

Sin embargo, lo que determinó que el proyecto de Parrado fuera el ganador tuvo que ver con tener las métricas claras y ser realistas en cuánto a saber lo que necesitan para escalar como empresa. Pero además, el gran impacto sustentable a nivel latinoamericano, es lo que convenció al comité.

Te puede interesar: ¿Qué tan seguro es utilizar la tecnología «sin contacto»?

El creador del proyecto ganador puso énfasis en el potencial que tiene Chile en esta materia. Destacó que el país posee 15 Giga watts de los 95 que existen en el continente americano.

“Aun que el número es bajo, no es un mal número. El mercado latinoamericano es excelente para probar y emprender y podemos potenciar la riqueza que tiene”, comentó.

Por último, Julianne Butty afirma que en Latinoamérica no existe un programa capaz de generar startups de rápido crecimiento a escala. “Para llegar a ello, necesitamos experimentar más acciones sobre cómo apoyar a los emprendedores tecnológicos y el DEMODAY es una de ellas”.