Durante casi cuatro décadas (sí, tal cual lees), el protagonista de «El Resplandor«, Jack Nicholson, creyó que su madre, June, era su hermana, y que su abuela, Ethel May, era su madre. ¿Te causó sorpresa?

Resulta que en ese tiempo, June Frances quedó embarazada en 1936 de su novio Don, quien estaba casado con otra mujer. Pero la abuela de Nicholson, una mujer de armas tomar, al saber la noticia se dirigió donde Don y lo amenazó con la Ley Mann (ley que estaba destinada para frenar el tráfico y la prostitución de menores).

Meses después, June, de 18 años, dio a luz a John Joseph Nicholson en 1937, Nueva Jersey. Para evitar la «vergüenza» que le traería el tener un niño fuera del matrimonio, Ethel May crió a Jack como si fuese su hijo. Y, al mismo tiempo, su verdadera madre fingiría ser su hermana mayor.

Pero nadie se molestó en explicarle esto al joven Jack cuando creció, quien tampoco conocía a su padre. Cuando tenía cuatro años, June se mudó a Miami para convertirse en corista. Y durante la adolescencia, el actor decidió seguir los pasos  de su «hermana», así que se fue a Los Ángeles a los 17 años para unirse a ella y así meterse en la carrera de Hollywood.

jack nicholson

 

En 1974, cuando Chinatown estaba a punto de llegar a los cines, la revista Time describió al actor como: «La estrella con la sonrisa asesina». Antes de su publicación, Jack Nicholson recibió una llamada telefónica de los investigadores de la revista, para aclarar algunos de los hechos de la historia.

Jack Nicholson

Le dijeron que su padre estaba vivo. Y como si fuera poco, le contaron que su «madre», Ethel May, era en realidad su abuela; su «hermana», June, era su verdadera madre. Jack Nicholson le pidió a Time no publicar estos hallazgos.

Ante esto, llamó a su cuñado, Shorty, marido de su otra su supuesta hermana «Lorraine» (hermana de June), para preguntarle si acaso esto era cierto. Al principio lo negó, pero luego le pasó el teléfono a quien en realidad es su tía y le confirmó el segundo golpe bajo que le dio la revista Time. No obstante, no pudo afirmar lo de su padre porque no sabía.

Tanto Ethel May como June habían fallecido cuando Jack descubrió la verdad. Nicholson dice que aunque su descubrimiento fue dramático, no fue algo que llamaría traumatizante.