Sí, es verdad. En Japón, una startup, llamada Donut Robotics, creó una “mascarilla inteligente” capaz de conectarse a un smartphone o tablet y capaz de transmitir mensajes y traducir del japonés a otros ocho idiomas.

Te puede interesar: Saltos del Laja recuperan sus niveles de agua de antaño gracias a la lluvia

El nombre del aparato es «C-Mask» y es de plástico blanco, se adapta a las máscaras faciales estándar y se conecta a través de Bluetooth a una app, en smartphone o tablet, que puede transcribir el habla en mensajes de texto, hacer llamadas o amplificar la voz del usuario de la máscara.

La idea es que los usuarios la usen sobre una mascarilla común y corriente, y que puedan ocupar las funciones de este «mascarilla inteligente» para hacer más fácil el tiempo en cuarentena por Covid-19.

A los ingenieros de Donut Robotics se les ocurrió la idea de la máscara mientras buscaban un producto para «acompañar» en tiempos de pandemia.

cmask

Las primeras 5.000 máscaras se enviarán a compradores en Japón a partir de septiembre, para luego buscar vender en China, Estados Unidos y Europa.

¿Cuál es el valor de esta “mascarilla inteligente”? Pues unos U$ 40 por mascarilla.

¿Cómo se llegó a la «C-Mask«? Donut Robotics construyó un prototipo de «mascarilla inteligente» mediante la adaptación de un software de traducción, desarrollado para un robot, y un diseño de máscara que uno de los ingenieros de la compañía, Shunsuke Fujibayashi, creó hace cuatro años para un proyecto estudiantil, para interpretar el habla mapeando los músculos faciales.