Noticias

Estudio descubre errores en el etiquetado de la carne de cerdo en nuestro país

El estudio muestra que las principales diferencias están en las grasas, calorías y sodio de los paquetes de carne de cerdo.

La Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus) dio a conocer los preocupantes resultados de un estudio que se realizó sobre la carne de cerdo en Chile.

Los resultados arrojaron que todas las carnes envasadas presentaron alguna deficiencia en el etiquetado. Las principales diferencias están en las grasas, calorías y sodio. Por ejemplo en el caso de las carnes marinadas por ser alimentos procesados tienen que tener el sello negro que dice “Alto en Sodio” o “Alto en Grasas Suturadas”.

En relación al contenido nutricional la pulpa de cerdo es parecida a la carne de vacuno con 5% de grasa y no se detectó presencia de ractopamina en las muestras analizadas.

La pulpa analizada tenía un 6% de grasa, la chuleta tenía 11% y el costillar presenta el mayor valor con 20%.

¿Cómo se realizó el estudio en la carne de cerdo?

El análisis fue financiado por un Fondo Concursable del Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) y su objetivo fue conocer la calidad nutricional y rotulación de la carne de cerdo que se expende en el mercado nacional.

Se tomaron 15 muestras de carne de cerdo: pulpa, chuleta y costillar, realizando un análisis de laboratorio para verificar el etiquetado nutricional y determinar presencia de ractopamina (anabólico).

Desde la Conadecus han recomendado a los consumidores revisar atentamente la información que viene en los productos envasados. Las diferencias pueden implicar infracciones al Reglamento Sanitario de Alimentos. Sin embargo, existe un grupo que pese a tener hasta 170% de diferencia, no constituye infracción a esta normativa.

Además para alimentarse de manera saludable es importante tratar de privilegiar los cortes magros y que no tengan tanta grasa.

Recomendaciones para los consumidores

  • Revisar atentamente la información presente en los productos envasados, verificando si tienen sellos ALTO EN y evitando los productos con sellos. En el caso de la carne de cerdo preferir los cortes magros como la pulpa de cerdo y retirar la grasa visible antes cocinar, prefiriendo preparaciones cocidas o al vapor.
  • Preferir productos no marinados, ya que estos contienen más sodio y pueden tener menos proteínas que los productos frescos. En el caso de comprar productos marinados, no agregar sal al cocinar.

Puedes leer el estudio completo aquí.