Noticias

Video e informe de Human's Rights Watch indica que Carabineros ha cometido graves violaciones a los derechos humanos

El informe de Human's Rights Watch entrega 10 sugerencias, entre ellas, suspender indefinidamente el uso de perdigones hasta comprender todos los riesgos de su uso.

Este 26 de noviembre el organismo internacional por los Derechos Humanos, Human's Rights Watch, entregó su informe y conclusiones respecto a la investigación que ha realizado durante las últimas dos semanas en Chile por el estallido social.

La entidad entrevistó a más de 70 personas en Santiago y Valparaíso, algunas fueron víctimas que habían resultado heridas por balines o impactos directos de cartuchos de gas lacrimógeno disparados con pistolas antidisturbios; otros presuntamente sufrieron abusos policiales en las calles o estaciones de policía. Human's Rights Watch también entrevistó a agentes de policía, algunos de los cuales resultaron heridos por manifestantes. A esa lista también se suman médicos, abogados, académicos, representantes de la sociedad civil y funcionarios del gobierno, incluido el presidente de la Corte Suprema, el fiscal general, el principal defensor público, el general de policía y los Ministros de Relaciones Exteriores, Interior, Defensa y Justicia. 

Las conclusiones del informe de Human's Rights Watch

"Hay centenares de preocupantes denuncias sobre uso excesivo de la fuerza en las calles y abusos contra detenidos tales como golpizas brutales y abusos sexuales, que no pueden quedar impunes y deben ser pronta y rigurosamente investigadas y sancionadas", dijo José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human's Rights Watch.

"Factores como el uso indiscriminado e indebido de armas y escopetas antidisturbios; los abusos contra personas detenidas mientras estaban a disposición de las autoridades y sistemas de control internos deficientes facilitaron que se produjeran graves violaciones de los derechos de muchos chilenos. Es justamente por ello que las autoridades deben impulsar una reforma policial urgente", agregó.

Jose Miguel Vivanco, Director Human Rights Watch /FOTO:AILEN DIAZ/AGENCIAUNO

De acuerdo con el reporte, "Carabineros utilizó la fuerza de manera excesiva en respuesta a las protestas e hirió a miles de personas, con independencia de si habían participado en hechos violentos o no".

El organismo también recomendó suspender de manera indefinida el uso de escopetas de perdigones como medida antidisturbio, "debido a la falta de precisión propia de estas armas, su impacto indiscriminado y las pruebas de las graves lesiones que han causado, su uso debería suspenderse en forma indefinida en todas las circunstancias, hasta que autoridades idóneas e independientes lleven a cabo una amplia auditoría para determinar los riesgos que entrañan".

Además, Human's Rights Watch también puso el foco sobre la violencia sexual cometida por Carabineros y los golpes que recibieron los detenidos una vez en las comisarías. “De las 442 querellas presentadas por el INDH en representación de víctimas de abusos, 341 se refieren a señalamientos de torturas y trato inhumano, y 74 a denuncias de abusos sexuales. Numerosos detenidos afirman haber sido golpeados brutalmente por carabineros. Otra de las acusaciones más frecuentes fue que carabineros obligaron a detenidos, incluidos niños y niñas, a desvestirse y hacer sentadillas totalmente desnudos en comisarías”.

La organización también publicó un video que resume su investigación. Aquí de presenta el testimonio de personas heridas en los ojos por balines y uso excesivo de la fuerza durante detenciones. 

Las conclusiones finales sugieren lo siguiente:

- Revisar las facultades de detención por control de identidad de los carabineros para que haya garantías contra el uso arbitrario de la facultad de interceptar y detener personas y que haya rendición de cuentas por su uso;
- Asegurar que existan mecanismos internos de control para investigar y sancionar abusos y el uso indebido de armas menos letales por parte de Carabineros;
- Reformar el sistema de disciplina de Carabineros para que las decisiones disciplinarias las adopte una autoridad que no esté en la cadena directa de mando de la persona implicada, y cerciorarse de que el personal que trabaja en asuntos internos no tenga que trabajar con aquellos a quienes ha investigado o sancionado, ni quedar subordinado a ellos;
- Adoptar un protocolo junto con las autoridades de salud para que los detenidos sean sometidos a revisiones forenses independientes, que no se realicen frente a carabineros y ocurran a una distancia en la que no puedan ser escuchados;
- Hacer cumplir la prohibición vigente sobre desnudamiento de detenidos en protestas y sancionar a aquellos que continúen con esta práctica;
- Instalar cámaras en todas las áreas de todas las comisarías, tomando medidas para garantizar la privacidad de los detenidos, y establecer un sistema de almacenamiento de grabaciones que pueda ser empleado por autoridades judiciales o de otro tipo;
- Suspender cualquier uso de perdigones —no solo durante manifestaciones— hasta que autoridades idóneas e independientes realicen un estudio adecuado de todos sus riesgos;
- Estudiar el uso de equipos menos letales alternativos que minimicen las lesiones;
- Reforzar el entrenamiento de todos los carabineros relacionado con armas menos letales para el control de manifestaciones, incluidas las Fuerzas Especiales, entre otras; y
- Cerciorarse de que los carabineros cuenten con equipos de protección adecuados, tiempo de descanso y remuneración de horas extra.

Puedes ver el informe completo con todos los testimonios presentados por la organización en www.hrw.org.

human rights watch

Te puede interesar: #CONCURSO ¡Anda al concierto aniversario de Nicole!