Los rumores y especulaciones que hablaban de una posible llegada de Rock in Río a Santiago, hoy ya son una realidad gracias a un acuerdo de intenciones suscrito este sábado, en Río de Janeiro, por los organizadores del evento musical y un grupo de empresarios chilenos.

El acuerdo fue firmado por el presidente de Rock in Río y dueño de la marca, el brasileño Roberto Medina y el empresario y productor chileno Felipe Araya, además contó con la presencia de representantes del Gobierno de Chile que dieron su respaldo al proyecto.

La intención de ambas partes es que el festival en Santiago se realice solo unos días antes del que está previsto en Río de Janeiro, es decir en octubre de 2021, buscando que los grandes artistas puedan organizar una única gira y pasar por las dos ciudades.

Sin embargo el Rock in Río en Santiago, contaría con cuatro jornadas de conciertos, en un final de semana, a diferencia del de Río de Janeiro, que ofrece siete jornadas de espectáculos en dos finales de semana.

Las opciones que se están barajando para llevar a cabo el evento musical son, el Parque O’Higgins o Hangares Suricato (ex aeropuerto de Cerrillos). Sin embargo en los próximos 90 días, se espera que el empresario brasileño, Roberto Medina, visite Chile para comenzar la revisión del lugar definitivo para llevar a cabo el espectáculo.

Una vez resuelta la locación del festival, la Intendencia deberá firmar un contrato definitivo con el empresario brasileño para organizar el encuentro musical.

rock in rio santiago 2021

Su llegada a Santiago, convertiría a la capital chilena en la cuarta ciudad en el mundo en recibir el festival, luego de Portugal, España y Estados Unidos. 

Te puede interesar: Confirman primera fecha de Muse para Sudamérica