El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, trasladó la sede del gobierno desde Quito a Guayaquil, acusando un intento de golpe de estado, orquestado por el exmandatario Rafael Correa y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Te puede interesar: ¡Rock and Pop te regala entradas y un Meet & Greet para que conozcas a Muse!

La decisión la tomó luego que, en medio de las manifestaciones por la eliminación del subsidio a los combustibles, se registraran hechos de violencia que aseguró no eran «una manifestación de descontento social», sino que «demuestran que hay decisión para romper el orden democrático. Aquellos que actúan con la intención de agredir son individuos pagados».

«Acaso creen ustedes que es coincidencia que (Rafael) Correa, (el exasambleísta) Virgilio Hernández, (el excanciller Ricardo) Patiño, (la opositora Paola) Pabón, hayan viajado al mismo tiempo, hace pocas semanas a Venezuela. El sátrapa de (Nicolás) Maduro ha activado junto con Correa su plan de desestabilización», dijo Moreno.

«Ellos son quienes están detrás de este intento de golpe de Estado y están usando, e instrumentalizando, algunos sectores indígenas, aprovechando su movilización para saquear y destruir a su paso», sumó.

La respuesta de Chile

Después de conocerse los hechos y durante la tarde del martes 8 de octubre, el Gobierno chileno manifestó su apoyo a Moreno. De acuerdo a un comunicado: «Ante los sucesos de alteración del orden público ocurridos en los últimos días en la hermana República del Ecuador, el Gobierno de Chile manifiesta su más irrestricto apoyo a los principios democráticos, el respeto al Estado de Derecho y a los esfuerzos que el Gobierno de Ecuador realiza para mantener la paz y la institucionalidad utilizando los instrumentos que le otorga la Constitución y la ley».

El texto anterior también agregó que el Ejecutivo «rechaza cualquier acción foránea encaminada a desestabilizar la sana y pacífica convivencia social del Ecuador».

«Finalmente, respaldamos el llamado al diálogo fraterno y sincero que contribuya a recuperar la paz y el orden, realizado por el Presidente de Ecuador Lenín Moreno», concluye el documento.